Deshidratación de zanahoria (Daucus carota)


zanahorias 2

Photo by wayneandwax on Foter.com / CC BY-NC-SA

En el anterior artículo construimos una deshidratadora casera reciclando algunos materiales y prometíamos realizar alguna deshidratación y hemos escogido la zanahoria (Daucus carota).

El ejemplo elegido contiene una de las sustancias que confieren un color característico a algunos  grupos de vegetales llamadas carotinoides. Entre estos destacan los carotenos, precursores de la vitamina A y uno de los vegetales con mayor cantidad de dicha sustancia es la zanahoria. Se estipula que el conjunto de carotenos de la zanahoria (alfa y beta) se situa entre los 70 y los 140 mgr. por kgr.

La importancia de esta vitamina de tipo liposoluble (se disuelve en grasas y no en agua) es fundamental como antioxidante combatiendo los radicales libres. Encontramos en la red muchas fuentes fiables donde nos hablan de la importancia de dicha vitamina: …”La vitamina A es esencial para la visión nocturna y necesaria para mantener sanos la piel y los tejidos superficiales”. (1)

20180602_132422.jpg

preparando el experimento

En nuestro campo, la cosmética natural casera, vamos a aprovechar dicha riqueza y vamos a emplear el vegetal deshidratado para realizar algún oleato (macerado en aceite) que pueda ser utilizado en alguna crema hidratante como por ejemplo una con acción contra la radiación solar.

¿Cuándo consideraremos que el vegetal está deshidratado?

Marco teórico

Sabiendo cual es la humedad fresca y la humedad seca de un vegetal que encontramos en las tablas y que para el caso de la zanahoria se sitúa en 70 y 5 respectivamente (en la industria se puede alcanzar un estado de deshidratación con un grado de humedad seca del 6% (2) muy próxima al porcentaje teórico máximo del 5%)

La fórmula del rendimiento (R) es:

R= 100-Humedad fresca / 100-humedad seca  o también la relación entre peso seco y peso fresco, cogiendo los valores de la tabla que nos ofrece la Ingeniera agrònoma Margarita Garcia de la facultad de Agronomía de Montevideo en los diferentes estadios del crecimiento de la planta vemos como este R se situa en 0,07, sabiendo que el peso seco es el producto del rendimiento por el peso fresco

PS= R x Pf

tendríamos para los 100 gramos de zanahoria fresca 7 gramos de zanahoria seca

Marco práctico

Para ver como se comporta un vegetal frente a la temperatura y la cantidad de agua que pierde se realizan estudios y se presentan psicrometrías que son la representación gráfica de los valores recogidos. Nosotros vamos a realizar una con los medios que disponemos para ver cuanto tiempo necesitamos a una temperatura predefinida de 50ºC (se permite hasta los 60ºC en Daucus carota) con la deshidratadora casera que elaboramos en el anterior artículo.

Los datos experimentales obtenidos han sido estos:

datos zanahoria

tabla de datos

grafico zanahoria

psicrometría del experimento

Como veis existe una pequeña diferencia entre lo que se consigue mediante equipos profesionales en la universidad y los que podamos emplear nosotros pero para los propósitos que necesitamos podemos darlos por buenos. Podemos apreciar como la velocidad de pérdida de agua no es constante sino que es muy acusada al principio para ir descendiendo poco a poco hasta comprobar como a partir de la quinta hora se perdieron hasta la séptima hora tan sólo 6 gramos y a partir de esa hora fue inútil continuar con la deshidratación aunque se procedió a efectuar dos tomas más a las 7:30 y 8 horas respectivamente con un descenso del peso de 0 gramos (+- 1 gr. )

El vídeo del proceso ha sido este:

Considero fuera de lugar hablar de presión de vapor (ya me pasó en el anterior artículo) y por tanto lo haremos en un futuro porque creo que es un concepto que debemos tener presente cuanto trabajamos con temperatura.

(Me he dado cuenta de que no he profundizado en cuanto a la velocidad del aire que genera el ventilador y que lo hicimos a ojo, debía haber forzado una mayor velocidad y por tanto puede que corrija en un futuro dicho aspecto.)

Bibliografía

(1) Importancia nutricional de los pigmentos carotenoides Facultad de Farmacia Sevilla España

(2) Vegenat empresa con sello aenor de gestión ambiental

Procesos de secado Universidad de Sonora

El cultivo de la zanahoria García de Souza M.

Anuncios

Deshidratación. Deshidratadora casera.

Para que la vida prospere, ésta necesita del agua, así pues uno de los mecanismos de conservación de nuestros vegetales para que no sufra el natural proceso de descomposición como alimento de insectos, ácaros, hongos y microorganismos en general, es la eliminación de aquella. Cuando recolectamos vegetales se produce un inevitable ataque enzimático que estaba controlado mientras la planta estaba viva y que a partir de su recolección empieza a producirse variaciones en los principios que contienen y que por tanto deberemos evitarlo lo más rápidamente posible. (recordaréis en el artículo sobre el gel de Aloe Vera como ese tiempo producía un pardeamiento hacia el violeta)

vegetales secándose al sol

Photo by abrinsky on Foter.com / CC BY-NC-SA  El secado al sol es lo más económico

Existen varios métodos para deshidratar (1):

 

La liofilización (2) consiste en congelar el vegetal y sublimar el agua a presión y temperatura adecuados. Es un proceso muy eficiente pero desgraciadamente no está al alcance de la cosmética casera.

La conducción es el proceso de trasmisión del calor por contacto directo de la fuente caliente a nuestro vegetal, es el más empleado, un ejemplo práctico es el horno de nuestras cocinas donde situamos las plantas en la bandeja del mismo y con la puerta ligeramente entreabierta y a una temperatura inferior a 45ºC procedemos al secado. El inconveniente es la zona de contacto del vegetal con la plancha puede alcanzar más temperatura nada recomendable para productos termolábiles.

La convección es el procedimiento más empleado en la industria y laboratorios, consiste en calentar aire y que éste atraviese la zona donde se encuentra nuestro vegetal. Cuando colgamos un ramillete en una habitación con poca humedad y que circule el aire estamos deshidratando por convección. El aire caliente puede contener varias veces más que el frío, la capacidad de retener humedad, ésta es removida mediante corriente de aire y el vegetal se deshidrata. Es el más eficiente y económico, sobre todo si se puede emplear energía solar. La convección va a ser el principio por el cual va a funcionar nuestra deshidratadora casera.

La radiación. La energía calorífica puede trasmitirse por radiación, todos conocemos este fenómeno, lo vivimos a diario, el sol situado a 150 millones de kilómetros nos envía su luz y calor atravesando ese inmenso vacío. También en la vida cotidiana tenemos ejemplos de radiación como los hornos microondas o una bombilla de filamento. En la práctica casera sería un buen método para sustancias no termolábiles.

Otros. Existen además procedimientos químicos para eliminar el agua de un compuesto, pero no nos serviría pues cambiaríamos una inocua agua por algún otro disolvente. Otra manera de deshidratar sería por ósmosis, lo habéis empleado en ocasiones para hacer extracciones por macerados y un ejemplo sencillo es la inmersión de frutas en almíbares de azúcar

Una vez escogido nuestro método, la convección, vamos a realizar una deshidratadora empleando algunos materiales reciclados y adquiriendo algunos otros. Necesitaremos:

  • una resistencia a ser posible circular y con un tamaño no superior a los 12 cm. con 500 wats sería más que suficiente, en el vídeo se empleó una excesiva de 1000 w.
  • un regulador de tensión
  • un trasformador de ordenador  que hayan tirado
  • unas pequeñas escuadras, tornillos, un poco de cable…
  • un tuper de plástico o metal  redondo de unos 20 a 30 cm de diámetro
  • tela mosquitera o rejillas ya hechas

Como veis son materiales a nuestro alcance y la fabricación es sencilla, lo mejor será verlo en el vídeo:

En el próximo artículo experimentaremos con la deshidratadora con algún vegetal para ver su eficacia y elaborar algún preparado que nos sea útil.

Bibliografía

(1) Deshidratación en alimentos Universidad  Milpa Alta (Lima)

(2) Tècniques avançades al laboratori químic Universitat de Barcelona

Secado de alimentos Unesco

Geles de celulosa (II)

Geles alcohólicos. (II) Alcohol de romero en gel

RAMITA ROMERO

Rosmarinus Officinalis

El Romero (Rosmarinus officinalis) es un arbusto muy abundante en la zona mediterránea y de la que podéis encontrar abundante y bien documentada información en la Wikipedia. Fue introducida en el continente americano por los colonizadores junto con otras especias como la menta o el orégano, es una planta que crece en suelos pobres y no requiere casi agua ni cuidados especiales, de sus enormes cualidades existen numerosos sitios con información.

Vamos a realizar un gel alcohólico con mayor porcentaje de alcohol que el que empleamos en el pasado artículo (gel desinfectante de manos) y el ejemplo se lo debemos al Dr. Enrique Alía del que ya hablamos en dicho artículo y que ha sido quien ha tenido la brillante idea de presentar el legendario alcohol de romero en forma de gel. El doctor Alía especialista en formulación magistral nos propone la utilización de esta alcoholatura empleada para aliviar contracturas, dolores musculares, agujetas o simplemente para aliviar las piernas cansadas por un ejercicio prolongado en forma de gel al 2% de hidroxipropilcelulosa, ya la vimos en el anterior artículo, en el gel desinfectante de manos, donde nos bastaba un 1% para nuestro propósito, ahora y puesto que necesitaremos algo más de consistencia para que nos permita su dispensación mediante un ligero masaje en la zona afectada duplicaremos el porcentaje.

gel de romeroLa fórmula que nos propone el Dr. Alía (*) es muy sencilla y eficaz:

  • Aceite esencial de Romero …….5%
  • Hidroxipropilcelulosa ……………2%
  • Vitamina E antioxidante………..0.05%
  • Alcohol de 96 volúmenes…………csp 100 ml.

El vídeo del proceso es este:

La verdad es que es un preparado muy fácil de realizar donde escogemos lo mejor de la planta, sus aceites esenciales, la rápida y refrescante acción de la evaporación del alcohol  de 96 y la cómoda dispensación a través de gel en vez de líquido lo hace muy práctico.

Notas y bibliografía

(*) En realidad el antioxidante elegido por el Dr. Alía es el butilhidroxitolueno que nosotros hemos sustituido por uno recogido en las listas ecocert, el tocoferol o vit. E.

https://es.wikipedia.org/wiki/Rosmarinus_officinalis

“Dioscórides renovado” Dr. Pio Font Quer

Plantas silvestres de la península ibérica A. Ceballos

Geles de celulosa

Geles alcohólicos (I) desinfectante de manos

Son varios los gelificantes obtenidos a partir de diferentes procesos químicos cuya materia prima es la celulosa. En un pasado artículo vimos ya uno de ellos, empleado también en alimentación que fue la carboximetilcelulosa, también conocida como metil o por sus siglas CMC, veíamos sus propiedades reostásicas en cuanto a extensibilidad, viscosidad, transparencia y resistencia a la penetración obteniendo a disoluciones al 1% unos magníficos resultados.

geles celulosa.jpg

Hidroxietilcelulosa, Hidroxipropilcelulosa,Carboximetilcelulosa y Carbopol 940

Sin embargo esto que es válido para la mayoría de preparados, no lo es para unos pocos que debemos prestar atención a su composición, aquellos que presentan un gran porcentaje de alcohol y los que presentan una gran acidez. La versatilidad de la celulosa nos permite elaborar 2 tipos especiales de geles que nos solucionarán estos problemas, en el primer caso la hidroxipropilcelulosa y en el segundo la hidroxieticelulosa.

 

Vamos a ver un par de magníficos ejemplos para la elaboración de geles alcohólicos, (vamos pues a emplear la hidroxipropilcelulosa) en el artículo de hoy veremos un desinfectante de manos.

Lo primero que tenemos que hacer es preparar alcohol de 70º y nos estamos refiriendo siempre al alcohol etílico o etanol pues aunque a veces se emplea para tales fines el alcohol isopropílico algunos estudios han demostrado que el que nosotros empleamos es un poco más efectivo.(1)

conversor alcoholEn este mismo blog puedes encontrar una calculadora de conversión de alcohol  para saber cuanto alcohol y cuanta agua tengo que poner si quiero una determinada cantidad de alcohol de 70º. Si no tenéis un recipiente con una buena graduación podéis pasar primero de volumen a peso con esta otra calculadora

¿Por qué se emplea alcohol de 70º en vez de alcohol de 96º?

Parece que todo el mundo está de acuerdo (médicos, hospitales, bioquímicos, microbiólogos, laboratorios,…) en emplear alcohol de 70 volúmenes en vez del de 96º, pero a la hora de argumentar, las discusiones en los foros son de lo más animadas y no reina el consenso, nadie tiene ese estudio primigenio que determinó en 70 el volumen de alcohol (2) (en inglés.)

Hay que barajar términos como solvatación, esporulación, desnaturalización, constante dieléctrica, fijación, deshidratación,…conjugar todos ellos requeriría un artículo entero para esta discusión y no es el propósito de este blog, así pues os doy mi opinión y cada cual obre en consecuencia.

En la imagen inferior se describe un estudio sobre la efectividad del alcohol según su graduación y tiempo de aplicación, observándose un rango de efectividad similar en las graduaciones de 96 a 60 volúmenes de alcohol, (observad la ineficacia de emplear el alcohol absoluto para tiempos cortos y que desinfectar con vodka requeriría  4 minutos). Esto parecería que zanjaría la cuestión y que la respuesta sería que da lo mismo uno que otro …peeero si este estudio estuviera hecho para la miriada de microorganismos sería definitivo pero tan sólo es para el estreptococus de la faringitis; quizás, sólo quizás,  sería extrapolable al conjunto de bacterias que se tiñen de azul pero ¿qué pasa con las que se tiñen de rosa y que tienen una pared más compleja? Probablemente el hecho de que el tándem agua-etanol sea más efectivo que el etanol solo, venga dado, para este segundo grupo de bacterias, en que presentará una mayor penetración a través de las paredes debilitadas y se conseguirá así la desnaturalización de las proteínas y su destrucción. Queda pues afinar un poco más y decir que , de acuerdo,  pongamos agua y por tanto abaratemos el producto pero sin pasarnos no sea que no desinfecte, vale lo dejamos en 70.

ZHu09

+ es que aparecen colonias y – ausencia de colonias

 

Seguro que recordaréis todos, en especial los seguidores de México y USA, los casos de gripe A que hubieron en 2009 y no sé si en todas partes, se produjo una psicosis que llevó a la fabricación de enormes cantidades de geles desinfectantes y a la proliferación de empresas que los fabricaban. Transcurridos un par de años aquellas empresas cerraron por falta de consumo. Un bromatólogo R. Azcárate fue tan amable de proporcionarme la fórmula de elaboración del gel de su empresa donde sólo tenía que recalcular las proporciones para pasarla de ¡¡¡ cientos de kilos a gramos y de metros cúbicos a mililitros ¡¡¡

Sin embargo en la composición el agente gelificante era un carbómero  (el carbopol EDT 2020) que como vimos en el artículo de los geles lo descalificamos por no figurar en las listas de cosmética natural además de tenerse que neutralizar con trietanolamina (TEA). Es por ello que voy a utilizar la que nos proporciona en su web el Doctor Alía que es un maestro en la formulación magistral tanto para farmacéuticos como dermatólogos, en ella el gelificante es el que teníamos intención de usar: la hidroxipropilcelulosa (no confundir con la hidroxipropilmetilcelulosa HPMC).

Hay que añadir que existen un grupo de virus que no tienen paredes lipídicas sino que son proteínicas y por ello el alcohol no es efectivo, es por ello que para incrementar el poder desinfectante de nuestro gel habría que ponerle algún producto adecuado de tipo clorado (dodecilamina hidrocloruro, clorhexidrina,…)   la incorporación de un humectante ante tanto alcohol como la glicerina es recomendable y la inclusión del AAEE de Lavanda unirá su poder antiséptico al magnífico olor que tiene , un capricho. Vamos ya a elaborarlo.

Fórmula:

  • Hidroxipropilcelulosa ……………………….1%
  • Clorhexidina digluconato al 20% …….1,5%
  • Glicerina……………………………………………10%
  • Aceite esencial de Lavanda ……………0,5%
  • Alcohol de 70º …………………………csp 100 ml

Lo vemos en vídeo:

Bibliografía
(1) Efectividad antibacteriana del alcohol etílico e Isopropílico 
Dilución de antisépticos y desinfectantes
(2) https://biology.stackexchange.com/questions/39931/why-is-70-ethanol-preferred-for-aseptic-techniques
(2)  otro foro
(2) y otro en francés

Experimentando con la Aromaterapia

aceites esenciales

Aromaterapia: parece que el término fue acuñado por René-Maurice Gattefosé, un ingeniero químico que poseía una empresa familiar dedicada a la perfumería. Vivió entre 1881 y 1950, escribió numerosas publicaciones casi todas entre los años 36 al 45, leemos en Wikipedia que pretendía conciliar las enseñanzas milenarias con las modernas.

Según la fuente, la aromaterapia sería la sanación mediante el empleo de los aceites esenciales a través del olfato aunque otros autores amplían dicho término al uso de aquellos tanto  vía  respiratoria como tópica.

Además, se incluye en el término la posibilidad de que la estimulación nerviosa que produce la percepción olfativa de los aceites esenciales repercuta en la sensación de bienestar y por tanto ayude en la recuperación de la Salud.

Afirmo que no parece descabellado que si la percepción de olores desagradables nos alerta de posibles peligros y se activan mecanismos de defensa (tensión muscular, vertido de adrenalina al torrente sanguíneo, etc…) el efecto contrario estimule otros mecanismos ¡beneficiosos en ambos casos!

20180317_135952.jpg

documento base de percepciones olorosas

El experimento

El experimento que voy a realizar consiste en cultivar en 2 placas Petri diferentes microorganismos y someter a una de ellas a la mínima acción de un aceite esencial para pasados unos días observar la diferencia:

Construiremos 2 cajas de cartón que cerraremos para evitar futuras contaminaciones no deseadas que nos invalidarían el resultado.

Dispondremos 2 placas Petri, una de control y la otra se someterá a la acción del aceite esencial escogido con una proporción muy pequeña . En ellas se ha sembrado diferentes tipos de bacterias así como un hongo. (duplicaremos las mismas para reiterar el resultado)

Construiremos un evaporador de aceite esencial, esto es debido a que lo que pretendemos es que la acción del AE sea, no por contacto directo, sino a través de las moléculas que evaporen y que se puedan depositar más tarde, el problema de una evaporación a temperatura ambiente es la posible evaporación de parte del aceite quedando en el recipiente de evaporación un residuo menos volátil, que pudiera ser importante en el resultado final. Una evaporación por algún mecanismo con agua y/o temperaturas altas no reproducirían condiciones iguales en ambas cajas, por ello la evaporación directa con poca temperatura y poco tiempo parece la más indicada. Es por esto que construimos con unas cajitas de aluminio y una resistencia de nicrom (Niquel-cromo) un sencillo dispositivo que aumentará la temperatura a unos 40ºC-45ºC durante unos 15 minutos. (el proceso de construcción puede ser seguido con detalle en el vídeo más abajo)

Pondremos las placas en las cajas y añadiremos una cantidad de aceite esencial de Tomillo que en todas partes hablan de su poder antifúngico de la siguiente manera:

  • Calculamos el peso de un mililitro de aceite con una densidad de 0.86 gr/ml que trasformado en gotas resultan 33 gotas = 1 gramo,  luego 1ml = 28 gotas.
  • El volumen de las cajas de 15x15x30 cm. nos da una capacidad de 6750 ml
  • 1 parte por millón (1 ppm) serían 6,75 ml.
  • 0,1 (una décima) parte por millón serían 19 gotas
  • 0,02  o sea 2 centésimas partes de millón casi son 4 gotas que será lo que empleemos en nuestro experimento para cada día que transcurra hasta la finalización del mismo.

Han trascurrido 3 días y podemos observar que  en la muestra control se aprecia la proliferación de microorganismos procedentes de agua estancada, una gran proliferación del hongo Penicillium y una moderada presencia de unidades coliformes, por el contrario en la placa sometida al olor (recordemos, es una evaporación de 2 centésimas de parte de millón) de Tomillo, seguimos observando la presencia de colonias de microbios en la izquierda, una enorme disminución de presencia del hongo y una menor presencia de colonias de E. coli

20180321_132504

Placas Petris de izda a dcha. sin y con AAEE de Tomillo

Aunque las condiciones de la prueba distan mucho de cumplir con las rigurosas condiciones de un laboratorio, intuimos con el experimento el enorme poder de los aceites esenciales y como concentraciones tan pequeñas pueden incluso ser efectivas.

El vídeo del experimento es este:

Bibliografía

INSHT NPT 320 Umbrales olfativos y seguridad de sustancias químicas peligrosas

Vapores de aceites esenciales Universidad Américas Puebla. México

Revista cubana de plantas medicinales

Los ungüentos o bálsamos (2/2)

Proseguimos el artículo sobre los bálsamos con la intención de efectuar algún ejemplo que pudiera ser interesante. Entre las páginas que me gustan y que enlazo en la parte derecha del blog, encontraremos algunos magníficos ejemplos que invito a leer.

Quería innovar de alguna manera algo tan simple como la elaboración de un bálsamo que fundamentalmente es la unión de aceite, cera y una de las sustancias más potentes que podamos encontrar (después de los alcaloides) en el mundo vegetal que son los aceites esenciales.

En el anterior artículo veíamos como se comportaría un bálsamo con la proporción de  2 gramos de cera frente a 5 grs  de aceite de almendra + 10 grs. de oliva, dándonos una idea de su textura. Además a la vista de los puntos de fusión, nos decantábamos por la cera de menor temperatura, la cera de abeja blanca, para no alterar en la medida de lo posible los aceites esenciales que veremos más adelante.

27438592832_02e0c697b5Por ello y pese a que el ejemplo escogido , un bálsamo contra la gripe y el resfriado común, está difundido, comercializado y usado desde muchísimo tiempo (todos recordaréis el bálsamo del Tigre blanco y también el Vik VapoRub) aporto un pequeño granito de arena al utilizar en vez de aceites, macerados de diversos vegetales que potenciarán dicha lucha.

Podemos encontrar en las herboristerías  numerosas especies para luchar contra los síntomas de las afecciones mencionadas, sin embargo casi todas ellas se tratan de vegetales que brindan sus componentes en agua, así pues, infusiones, tisanas, decocciones, gargarismos, vahos, …son el vehículo para administrarlos. Tras una investigación encuentro en los siguientes vegetales  principios liposolubles (extraibles por el aceite) que se unirán en la lucha, creo que  de amplia distribución tanto en Europa como en América y que utilizaremos en macerados:

sun-hat-echinacea-discounts-tiresome-flowers-bedMacerado en caliente de Echinacea , (E. purpura ó E. angustifolia) esta planta oriunda del norte de América tiene en la red numerosos enlaces donde podemos leer las propiedades que tiene como antibiótico natural y como potenciador del sistema inmunológico. Dos son las principales sustancias que provocan dicho efecto las alquilamidas (casi todas isobutilamidas) y el ácido cicórico (1).

De las isobutilamidas nos aseguramos de su naturaleza liposoluble (aunque también etanólica) (2) y no así del ácido fenólico que unido a otras moléculas lo hacen hidrosoluble, sin embargo,  como curiosidad pongo en la bibliografía un estudio donde se demuestra que los aceites aromatizados con romero, albahaca,etc.. que poseen dichos ácidos, hacen conservar mucho más los aceites aromatizados con estas plantas frente a los de origen.(3) . ¿Existe un doble comportamiento si la planta es fresca o seca?Efectuaremos un macerado de aceite de almendra a 40ºC durante 4 horas una vez alacanzada, con agitación periódica.

birch-forest-woods-sunsetMacerado en caliente de Abedul (Betula alba) Un vegetal muy interesante para nuestros propósitos pues contiene un principio la Betulina, un triterpenoide,  con especiales características para combatir la fiebre, antirretroviral, antiinflamatorio y anticancerígeno (fuente wikipedia). De la lectura de una patente para obtención de la betulina pura(4), vemos la necesidad de efectuar una maceración a mayor temperatura y por ello elegiremos un aceite más estable como el de oliva virgen extra, sometiendo durante 6 horas a 60ºC una vez alcanzada, al macerado de Abedul, efectuando agitación periódica. He leído que los bosques de abedules son más estériles que los quirófanos.

14553065989_a2cb9d35c7_b

Enula campana o Helenio  by LeveL6.de on Foter.com / CC BY-NC-SA

Macerado en caliente de Helenio ó Enula (Inula Helenium) (5) una planta de gran difusión al menos en Europa y Asia que en la actualidad podemos encontrar también en la parte norte de América. Con principios activos de los cuales destacamos la helenina que es un estearopteno (del tipo del alcanfor, mentol,timol…) para el alivio de catarros, inflamación de las vías respiratorias y nariz congestionada que pretendemos extraer por maceración en caliente de las raíces de la misma manera que el Abedul a 60ºC durante 6 horas en aceite de oliva virgen extra y por ello efectuaremos un polimacerado con ambas especies.

Añadiremos para asegurarnos de evitar la oxidación de los aceites sobre todo en el caso del de almendra – y si se efectuó la maceración en caliente con mayor motivo-  de una pequeña cantidad de vitamina E que añadiremos tras filtración con un 0,05% para el aceite de oliva y un 0,2% para el de almendra, que nos permitirá su conservación en el caso de haber elaborado cantidades por encima de lo necesario.

Los aceites esenciales

2871878327_fdb04b87d3_oTenemos pues cera y aceites   de nuestro bálsamo, vamos a incluir ahora los aceites esenciales en nuestra fórmula, dos son las cuestiones a considerar:

  • la proporción
  • la elección de los AAEE

No encuentro una fuente más fiable que la que me proporcionan los expertos para la realización de masajes, en verdad la aplicación de nuestro bálsamo consiste en un suave masaje con una pequeña porción de nuestro bálsamo sobre el pecho y un breve roce en la entrada de la nariz, (también si se desea en la bóveda plantar) la proporción es muy parecida en todas las fuentes y oscila entre el 4%  y el 6%. No parece un porcentaje excesivo y nos va a permitir varias aplicaciones diarias.

Advertencia: el uso de los aceites esenciales, en adelante AAEE, confiere riesgos, son sustancias potentes, así algunos son foto-tóxicos, otros dermo-cáusticos , alérgenos…deben ser empleados con precaución, diluidos, testados, etc…consultad en la red pues hay mucha información. También digo que el alivio mediante este bálsamo no puede suplir el reconocimiento del médico que será quien determine si esa afección es bacteriana o vírica, si precisa pues antibióticos o no, etc, etc…

20180228_132545

Libros de Dominique Baudoux y otros consultados en la elaboración

Lo anterior, he de decir que ha influido en mi decisión, al respecto de la elección y proporción de los AAEE que he elegido para la sinergia en este bálsamo. A veces estamos limitados en nuestras fuentes y otras, éstas, son abrumadoras pues tuve que escoger entre los AAEE de Eucalipto, Hisopo, Rinvatsara, Saro, Orégano, Niaouli, Clavo, Palorrosa, Romero, Hyme, Tomillo, Cajeput, Árbol del té, Limón, Menta, Canela china, Lima, Incienso, Jengibre… y la verdad es que cada uno tiene algo que lo hace especial para los múltiples síntomas que acompañan esos procesos infecciosos: tos, fiebre, dolor, decaimiento, malestar general, dificultad respiratoria, congestión nasal… pero no podemos poner unas gotitas de todos sino que hemos de elegir unos pocos y ver cuanto de cada uno.

El primero, no ha habido discusión, recomendado por prácticamente todos los expertos por sus cualidades potenciadoras del sistema inmunitario que en realidad sería lo que más necesitamos, se trata de la Ravintsara (Cinnamomum Camphora), antivírica, descongestionante, etc..mirad la bibliografía.

33151125402_4a28da17c0_b

Ravintsara Photo by plj.johnny/潘立傑 on Foter.com / CC BY-NC-SA

Otro de los escogidos ha sido el Niaouli, una Melaleuca (la quinquenervia) con porpiedades muy parecidas a la del Cajeput (Melaleuca leucadendra) o la del Árbol del té (Melaleuca alternifolia) pero permite una mayor concentración y un olor más agradable que sus compañeras. Calmar la tos, expulsar mucosidad, etc…

10830561263_92c6c13930_b

Niaouli Photo by ChrisGoldNY on Foter.com / CC BY-NC

Vamos con la tercera, la Mandravasarotra (Cinnamosma fragans) conocida también como Saro de Madagascar, la traducción viene a ser algo como “quien evita el mal” (Google lo traduce como “en venta”), es un estimulante del sistema inmunitario, indicado para procesos víricos y bacterianos de las vías respiratorias, etc…

saro-1500x1000

Mandravasarotra

La cuarta escogida es la Canela China (Cinnamomum cassia) es un antibacteriano de los de amplio espectro, es pues sustituible por alguno de similares características como el tomillo, romero, etc… Este AAEE lo emplearé en la elaboración de una replica del bálsamo de tigre rojo pues tiene también propiedades anestésicas.

Cinnamomum cassia

Canela china

Por fin el último y creo yo no puede faltar aunque con menor dosificación: el Eucalipto (Eucalyptus radiata – Eucalyptus globulus) . Es uno de los AAEE más difundidos, presente en numerosos remedios cuando de síntomas del frío hablamos, el primero más ligero, menos irritante y ambos indicados como febrífugos, expectorantes, anti-inflamatorios, anti-microbianos, etc… en la bibilografía os enlazo a una página para ver sus diferencias (je suis désolé, c’est en français)

16500295068_bc50ea4086_h

Bosque de Eucalyptus Photo by Miradortigre on Foter.com / CC BY-NC

Hemos finalizado el estudio de nuestro bálsamo con los tres elementos que lo componen: cera, aceites (3 macerados) y aceites esenciales, cinco. Podíamos haber incluido algún otro elemento  (puede que lo hagamos próximamente), pero de momento el bálsamo contra la gripe y el resfriado común lo tenemos conformado quedando con la siguiente composición:

Cera blanca de abejas 14 gramos

Macerado de Echinacea en aceite de almendra 33 gramos

Macerado de Abedul y Enula en aceite de oliva VE 66 gramos

AE de Ravinstara 2 ml

AE de Saro 1, ml

AE de Neouli 1 ml

AE Canela china 0,5 ml

AE Eucalyptus 0,5 ml

Con esas cantidades se llenaron exactamente 5 recipientes de 30 ml con una textura muy similar a la vista en el artículo anterior , un olor alcanforado suave, y unas proporciones de aceites esenciales que permitirán varias aplicaciones diarias, lleno de principios que a buen seguro nos ayudarán a combatir la enfermedad.

El vídeo del proceso es este:

Bibliografía

Introducción a la dematología y la dermocosmética Marie-Claude Martini

(1) http://www.herbolarilaneu.com/es/fitoterapia/121-medicina/192-hidropesia

(2) Revista colombiana de Ciencias Químico-Farmaceúticas

(3) María Barbero Universidad de Farmacia de Sevilla

(4) http://www.espatentes.com/pdf/2218401_t3.pdf

(5) Estearopteno

MÁRQUEZ F., Diana M., GALEANO, Elkin, MARTÍNEZ M., Alejandro, PRODUCTOS NATURALES CON ACTIVIDAD ANTIMICROBIANA PARTE I. Vitae [en linea]  Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=169817981007> ISSN 0121-4004 

Plantas con acción antimicrobiana  D.Domingo M.López-Brea Servicio de microbiología Hospital universitario de la Princesa, Madrid

Webs sobre aceites esenciales

www.aromium.es

www.aromaweb.com inglés

www.passeportsante.net francais

www.compagnie-des-sens.fr/huiles-essentielles/ francais

Eucalyptus diferencias en francés

Los ungüentos o bálsamos (1/2)

Comparativa de 4 ceras (1/2) y elaboración de un ejemplo para el alivio de los síntomas de la gripe y resfriado común.(2/2)

Tanto los textos de farmacia como los diccionarios de las lenguas consultados dan definiciones sobre los ungüentos o bálsamos que no se ajustan a la realidad cosmética, dermatológica o farmacéutica  que conocemos habitualmente, creo que una buena definición sería:  Los bálsamos o ungüentos son sustancias semisólidas a temperatura ambiente, constituidas por al menos, un par de lípidos que sirven de excipiente a variados principios activos liposolubles.

En cosmética casera empleamos 3 tipos de lípidos: aceites, mantecas y ceras, vimos hace algún tiempo un artículo que habla de como hacer correctamente una emulsión  donde podemos ver dichos lípidos. Está claro que un semisólido con un único lípido es la referencia clara de una manteca, ya tiene pues nombre y no vamos a cambiárselo.

comparativa

Preparación del material para la comparativa

También se podría argumentar que determinados principios de naturaleza acuosa pudieran formar parte del bálsamo, creo, sin embargo, que estaríamos frente a una emulsión W/O (agua en aceite). Pongamos por caso el celebre batido de manteca de Karité con Aloe Vera, no existe emulsionante puesto que la proporción de Aloe de naturaleza acuosa es muy pequeña y el batido hace rodear cada partícula de Aloe con suficiente cantidad de Karité y aire.

 

Cuando esta materia untuosa es aplicada sobre el cuerpo, la mayor temperatura del mismo hace que fluidifique la mezcla, permitiendo su extensibilidad. Precisamente esa característica la hará muy eficaz a la hora de aplicar otro tipo de sustancias con diferentes propiedades (anti-microbianas, anti-pruriginosas, anti-inflamatorias, anti-víricas, analgésicas, etc…) disueltas en ellos, serán pues liposolubles.

Si el semisólido tuviera, no disuelta, si no dispersa, sólidos en polvo (óxido de Zinc, carbonato de Magnesio, Caolín, talco, dióxido de Titanio,..) estaríamos hablando de pomadas.

Pactado lo que es un bálsamo vemos pues que para crearlo será necesario la unión de uno o varios aceites líquidos o mantecas con alguna cera sólida, tenemos 2 de tipo vegetal Carnauba y Candelilla y una animal que es la cera de abeja presentada bien en su forma virgen o bien refinada de color blanco.

El procedimiento para hacer un bálsamo es muy simple, calentamos la cera hasta que fluidifique, añadimos  los aceites y los principios activos y dejamos enfriar en el recipiente escogido. Haremos un ejemplo para verlo correctamente pero primero veamos una comparativa entre las cuatro ceras mencionadas con idéntico porcentaje de mezcla de aceites para ver como se comportan. En concreto fueron 2 gramos de cera en una mezcla de aceites 5 gramos de almendra y 10 de oliva virgen extra.

copernicia-prunifera-400x533

Copernicia prunifera

La cera de Carnauba proviene del árbol Copernicia prunífera, puede presentar diferentes grados de pureza T1,T2, T4 y su color varia entre el amarillo claro al café. El punto de fusión se situa en torno a los 85ºC (aunque debe ser tras un prolongado periodo, experimentalmente se necesitaron algunos grados más). Esta planta se cultiva en diferentes lugares pero originariamente es del nordeste de  Brasil, podéis encontrar más información de esta y de otros vegetales de la inmensa flora brasileña en http://www.cerratinga.org.br (en portugués).

img_plantacandelilla_02

extremo floral de la Candelilla

La cera de Candelilla proviene de un arbusto cuyo nombre científico es Euphorbia antisyphilitica de un color dependiendo de su filtrado que oscila entre el amarillo al café claro, se encuentra en el desierto de Chihuahua y podéis encontrar mucha información en http://www.candelilla.org

file0001977596047

Qué decir que no sepáis de la cera de abejas, simplemente que lo podréis comprobar en el vídeo, existe una diferencia físico-química entre la cera virgen de abeja y la cera refinada de color blanco o cera alba en lo que se refiere a su punto de fusión y que es unos 5ºC inferior en esta última

Veremos en esta primera parte la comparativa en el siguiente vídeo

En la segunda parte de este artículo veremos el ejemplo mencionado donde se aprovecharán los aceites para realizar algún macerado e incluiremos poderosas sustancias que ponen a nuestra disposición los vegetales.

 

 

Jugo casero de Aloe Vera. Procesado y estabilización. Otras consideraciones.

Vimos en el anterior artículo como nos las arreglábamos para conseguir gel de Aloe Vera en las mejores condiciones y vimos la importancia de la frescura del vegetal para luchar contra la inexorable acción de la oxidación. En esta ocasión los procesamientos fueron a partir de vegetal recogido personalmente en terrenos sin cultivos cercanos que pudieran contaminar la planta.

Uno de los aspectos que veíamos y que ahora intentaremos mejorar, era la irregular homogenización que conseguíamos con nuestro triturado, así pues, trascurrido algún tiempo, veremos como se produce un degradado, al igual que ocurre con las botellas de zumo de cualquier fruta, y la impresión que produce visualmente es de que el producto no es fresco o ha perdido propiedades o no está en condiciones. La verdad es que no es así y simplemente con una agitación conseguimos recuperar el aspecto inicial del producto.

La industria conocedora de los aspectos que determinan el marketing evitan en la venta del llamado gel de Aloe ciertos componentes del mismo que van a producir dicho degradado para obtener así jugo. También lo hacen con el color para decolorarlo.

decoloracion

decoloración del gel de Aloe en la industria

Para aclararnos definiremos el jugo de Aloe.

El jugo de Aloe Vera es el resultado de la eliminación de la estructura celular del parénquima interno (pulpa, gel,…) de la hoja de Aloe, de esta manera no contendrá ni las paredes celulares, ni la estructura fibrosa que las une, ni la fina retícula longitudinal que recorre la hoja.

20180128_132610

Líneas estructurales en el interior de la hoja de Aloe

¿Qué hace pues la industria para convertir ese jugo sin los elementos naturales que la gelificaban para dar ese aspecto de gel? Todos hemos visto esa consistencia gelificada en numerosos productos de venta, sin embargo, la mayoría es jugo al que se le ha añadido algún gelificante (recordaréis el artículo que en plan lúdico elaboramos sobre los espesante o geles hace algún tiempo), en algún caso con la incorporación de uno de tipo natural, pero casi siempre se utiliza un carbómero (recordaréis que en nuestro campeonato lo descalificamos por plástico aunque era uno de los que presentaba mayor transparencia), con ello se consigue un aspecto consistente parecido al que presenta el Aloe recién extraído de la hoja.

etiquetas aloe

Son frecuentes los geles artificiales a base de carbómeros

Elaboración y estabilización del jugo.

Los pasos son los mismos que los utilizados para la obtención del gel:

1.- Recolección de las hojas seccionando por la base junto al tallo para su inmediata utilización, minimizando de esta manera los procesos oxidativos y enzimáticos.

2.- Lavado con agua y jabón, aclarado y baño con solución desinfectante (agua oxigenada, alcohol de 70º,…)

20180127_120417

la extracción por gravedad del acíbar no fue eficaz

3.- Fileteado de la hoja separando la cutícula exterior y el parénquima superficial así como el acíbar que lavaremos de nuestros filetes de gel con abundante agua acabando con un enguaje con agua destilada.

 

4.- Incorporación de

  • Benzoato sódico 0.05%
  • Sorbato potásico 0.025%
  • Ácido cítrico 0.05%

en el recipiente donde efectuaremos la

5.- trituración con la batidora durante varios minutos (en varias tongadas para no quemar la batidora) hasta obtener un gel homogéneo blanco trasparente por la presencia de abundante espuma generada al incorporar aire en el batido. Como se podrá apreciar en el vídeo se intentó desespumar mediante bombitas de vacío caseras con resultado negativo. También se intentó la trituración con una licuadora con resultado negativo.

Hasta aquí todo igual que el procedimiento para el gel, simplemente lo que deberemos efectuar a continuación es un

6.- Filtrado. De nuevo otro intento de filtración con resultado negativo fue hecho con embudo Buchner y papel de filtro cualitativo moderado que presentó una saturación casi inmediata debido al film viscoso con el que el gel cubrió al papel.

¿Cómo soluciona la industria dicho problema? mediante la utilización de un sistema de filtrado continuo a presión como el de la imagen inferior

pressure

filtrado del Aloe Vera en la industria

Como quiera que no vamos a poder emular dicho procedimiento, nos limitaremos a extraer aquellas partículas más grandes, utilizando un tamiz de acero inoxidable que permitirá el paso de una porción de aquellos elementos que mencionábamos más arriba que hayan sido finamente triturados, obtendremos así un jugo con una pequeña porción de gel más próxima al resultado que deseábamos: una buena homogeneidad, una viscosidad suficiente y mayor facilidad de incorporación en nuestras emulsiones caseras. No hemos conseguido un jugo puro (tan sólo lo que contienen las vacuolas celulares del Aloe) pero quizás sea lo mejor.

Por último almacenamiento en frasco inerte, opaco y refrigeración a 4ºC

Ahora viene la pregunta del millón “¿tiene el jugo de Aloe Vera las mismas propiedades que el gel?

Hemos visto que la diferencia entre ambos se encuentra en el residuo vegetal que ha sido filtrado (nosotros tan sólo una parte), este residuo está compuesto por membranas plasmáticas formadas por lípidos, paredes celulares primarias y secundarias formadas por celulosas y pèptidos y láminas intermedias uniendo las células todas ellas fuertemente lignificadas. El compuesto más abundante, está claro, es la celulosa, pero el que más llama la atención es la lignina.

La lignina es un polifenol. Los polifenoles son sustancias que por su capacidad de ceder electrones son fácilmente oxidables, permitiendo a las sustancias que están con ellos protegerse de esos agentes oxidativos, además permiten revertir dichos procesos mediante reacciones redox y volver a ejercer posteriormente esa acción antioxidante.

Está por demostrar pero todo parece indicar que es así, las plantas con mayor número de horas de insolación presentan un mayor porcentaje de lignina y esto sería para protegerse de la radiación ultravioleta. Ya no consideraremos al Aloe como elemento after-sun sino también como protector solar.

Es evidente que en nuestro quehacer como elaboradores de productos cosméticos caseros, un elemento tan útil no debiera ser eliminado y aunque ese era el objetivo, para poder obtener un preparado más fácil de trabajar al ser  más homogéneo, el hecho de que nuestro jugo contenga todavía importante porcentaje de “residuo” no debe preocuparnos sino todo lo contrario.

Os dejo un vídeo del proceso con algún dato añadido.

Bibliografía:

Utilizar bibliografía artículo Gel Aloe Vera

Revista Politécnica: Capacidad antioxidante y contenido fenoles en lignina (Universidad de los Andes,  Mérida- Venezuela, Marina González y otros)

Infoagro: capacidad antioxidante de los fenoles

La célula. John Pfeiffer

Química orgánica básica A. Bonnier

Gel casero de Aloe vera, procesamiento y estabilización.

Todos conocemos las bondades del Aloe Vera, sus excelentes propiedades y los variados usos tanto en cosmética, dermatología, farmacia y alimentación. Podréis leer como las más importantes civilizaciones del hombre han considerado esta planta como un remedio vegetal de primer orden. Al final del artículo encontraréis parte de la bibliografía que he utilizado (1)  Empezaremos con una introducción necesaria y seguiremos con el paso a paso.

Descripción:  Se trata de un arbusto de la familia de las liliidae, suculenta, con un tallo corto y unas 15 hojas, en corona, alrededor y sin ramificaciones que se han convertido en espinas en los bordes de las mismas, los ejemplares adultos tienen hojas de medio metro de altas y unos 12 cm. en su base. La flor que carece de interés agrícola (por el momento) surge de su tronco a una altura de unos 70 cm.

aloe-vera-2190949_1920

Aloe Vera con floraciones

De la parte de la planta nos interesa como practicantes de la cosmética casera natural, la parte interna de la hoja evitando la corteza así como ese líquido o acíbar con efectos laxantes y muy amargo (se le supone una defensa contra los herbívoros), vamos a ver con detalle como es la hoja y así podremos saber como actuar cuando estemos en la práctica.

corte

Corte transversal de hoja de Aloe Vera

La imagen superior es una fina lámina o corte transversal de una hoja de Aloe, rodeando toda la hoja esta la cutícula que está lignificada y le confiere la dureza y resistencia a toda la hoja, justo por debajo están unas capas de células encargadas de la fotosíntesis cuya presencia de clorofila las torna de color verde, también podemos ver entre ellas cortes de los manojos tubulares conductores de savia, así como una dispersión del líquido o acíbar que mencionábamos anteriormente. En la siguiente fotografía podemos observar con más detenimiento el parénquima superficial (Me), la epidermis (Ep) y la cutícula (Cu) donde también están esos pequeños orificios o estomas (St) encargados de la difusión de aire y agua con la cámara de intercambio (sStCh)

Figure-1-Optical-microscopy-of-a-cross-section-of-Aloe-vera-Mesophyll-cells-vascular

en la siguiente fotografía tenéis una ampliación de las células parenquimáticas que retienen el agua (Hy) y que conocemos como gel (3)(4)

celulas

Ubicación El Aloe se puede encontrar en zonas secas y calurosas aunque se aclimata bastante bien a terrenos más húmedos y climas templados, en el siguiente gráfico de la organización asocialoe (2) lo podemos apreciar:

mapa-mundial

Encuentro algunas ausencias notables como en Australia, Italia, Grecia, Chile, Argentina y Oriente Medio, como veis ampliamente difundido

Variedades:

CapturaSocotora (6) es una isla que dice la leyenda que Alejandro Magno la conquistó por el Aloe que allí crecía por sus propiedades curativas en las heridas que sus soldados recibían tras la batalla, quizás por eso se creyó que la variedad de Aloe que allí crece era la que más propiedades contenía aunque en la actualidad y pese a la confusión que produjo en la denominación por parte de  dos importantes botánicos (Linneo y Miller) (*) la que contiene mayor cantidad de principios es el Aloe vera Barbadensis Miller.

Existen numerosas especies de Aloe y en el siguiente enlace podéis encontrar un buen trabajo de recopilación de Wikipedia:  https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Especies_de_Aloe

con las imágenes no tendréis problemas a la hora de diferenciarlas, lo que no hay que hacer es esto: http://www.eltiempo.com/mundo-curioso/bloguera-china-casi-muere-por-comer-planta-toxica-105876

Procesamiento y estabilización:

Vamos pues a describir el proceso desde la recogida de  recogida hasta el envasado del mismo. Tras las explicaciones vendrá un vídeo que he estado a punto de eliminar dado un importante problema técnico que surgió y que menoscabó el resultado final, no obstante me ha parecido conveniente dejarlo pues ha sido un error que no ha sido buscado pero que en los  segundos iniciales del vídeo se quiso remarcar para ser evitado, no se consiguió, pero se aprende más de una derrota que de cien victorias.

1.- Cosecha:

Da lo mismo si cosechamos unas toneladas de aloe o tan sólo una hoja como

hojas raiz

extremo basal de la hoja de Aloe

es nuestro caso desde ese mismo instante tenemos que luchar contra varios factores, el principal la oxidación que pone en marcha mecanismos químicos que degradan la planta (reacciones enzimáticas) y por supuesto un medio con mucha agua, presencia de oxígeno y abundancia de azúcares es idóneo para la contaminación por  microorganismos. Por ello arrancaremos a mano desde la base del tallo, nuestra hoja más externa de Aloe. Con ello conseguiremos cerrar provisionalmente el extremo basal y la pondremos en una nevera portátil sin que esté en contacto con el hielo para refrigerarla hasta llegar a casa y proceder cuanto antes mejor a la elaboración del gel, no contamos con la tecnología  que posee la industria o los laboratorios, es una carrera contra el tiempo y tenemos todas las de perder.

2.- Lavado:

lavado

Lavando la hoja

Sin ningún tipo de miramiento cogeremos agua y jabón y con un estropajo suave lavaremos la hoja de manera conveniente para eliminar tanto productos indeseados (polvo, insectos, excrementos de los mismos, etc…) como para una inicial desinfección de la hoja, acto seguido se enjuagará  abundantemente para a continuación con un paño limpio empapado en algún producto bactericida, en mi caso el agua oxigenada, frotaremos bien la hoja. Prestaremos atención tanto a guantes y mascarilla, sustituyendo aquellos si metemos la pata y tocamos objetos no incluidos en el listado de utillería que necesitamos: cuchillo, espátula, bandejas, recipiente para el triturado, trituradora (brazo de cocina o como le llaméis), recipiente de envasado, balanza, etc… todos ellos debidamente desinfectados bien mediante agua hirviendo durante 15 minutos o con alcohol de 70º dejándolo evaporar aquellos que por tamaño no cupieran en nuestro recipiente.

3.- Fileteado:

fileteando

Fileteando el Aloe

Cortaremos los extremos de la hoja así como los laterales de la misma con cuidado pues las espinas son fuertes, a continuación seccionaremos la hoja en porciones que nos sean fáciles de manejar y por último separaremos la cutícula y las capas adyacentes del parénquima o gel que reservaremos en un recipiente para efectuar un lavado con abundante agua del grifo y acabar con un aclarado con agua destilada, de esa manera eliminaremos esas antraquinonas presentes en el acíbar que no necesitamos para nada. Hay que decir que está nuestro gel ahora mucho más expuesto a la oxidación y éste puede pardear o tornar al morado si nos demoramos.

4.- Batido:

triturando

Batiendo el Aloe

Cometí el error de no probar mi brazo de cocina o mixer o batidora y cuando llegó el momento lo tenía desinfectado pero fuera de uso. Transcurrió entre media y una hora hasta que pude adquirir otro y continuar la labor, un batido a máxima potencia durante 10 minutos. Pese a que tapé el recipiente, lo alejé de la luz y lo refrigeré durante ese periodo previo, sólo pude retrasar el inexorable proceso de oxidación es por ello que el resultado final adquiere un tono si no morado, un poco rosa, señal inequívoca que se puede hacer mejor. Es en el batido cuando las células se rompen liberando su jugo con sus más de 200 compuestos y desgraciadamente también se liberan de unos pequeños órganos (lisosomas), otros compuestos autodestructivos que catalizan (le dan velocidad y marcha) la degradación y que se llaman enzimas.

5.- Estabilización

aloe-2163120_1920La estabilización es el procedimiento por el cual se fijan o mantienen las propiedades (físicas, químicas, terapéuticas, etc.) del gel, protegiéndolo de procesos de degradación, oxidación y ataques microbiológicos (hongos y bacterias). Sabemos quienes son los enemigos: la luz que favorece a enzimas, oxigeno y microbios.

Poder tener el Aloe almacenado para futuros usos es una tarea compleja que laboratorios e industria investigan para que el gel obtenido sea de gran calidad, es decir, que  sus propiedades no se vean mermadas por los procesos antes mencionados.

En resumen hay dos técnicas: una física a base de temperatura y una química añadiendo compuestos. Todas tienen sus detractores y sus defensores. 

Temperatura: hay dos posiciones, la que utiliza las bajas temperaturas por congelación, que paralizan los procesos dañinos pero que altera las propiedades del gel disminuyendo su calidad. En la patente WO 2015114181 A1 se describe el proceso que se realiza todo él  a una temperatura inferior a 8º para luego congelarse a -19ºC.

Por otro lado los que defienden el proceso contrario y efectúan pasteurización sometiendo al gel a temperaturas de 65ºC durante periodos de 10-15 minutos, este procedimiento altera según otros la calidad del mismo. La industria además pensó: si el gel es en un 95,5% de agua para que voy a pagar el transporte del agua del gel, lo deshidratamos, transportamos el polvo y lo rehidratamos en destino. Por supuesto esta técnica destruye parte de las propiedades del gel entre ellas el poder antimicrobiano  (5).

Adición de sustancias:  Son muchas las patentes que existen sobre la estabilización del Aloe , la primera fue obtenida en 1968 por un farmacéutico tejano Bill Coats (**) que la investigó durante años observando que la planta no era atacada por insectos y no presentaba enfermedades (tendría suerte porque en cultivos podemos encontrar pudrición de raíz, peca roja, punta ceniza…). Su invención consiste en la adición al gel de: sorbitol, benzoato de sodio, ácido ascórbico, ácidocítrico y a-tocoferol.

En el estudio sobre la reología (esta palabra te suena porque viste el artículo sobre reología en este mismo blog) que realizó la facultad de ingeniería química de Cusco (7) se observa una caída de la misma con la adición o no de algunos de estos compuestos. Así nos encontraremos en el mercado  geles con diferentes consistencias.

En la actualidad existen numerosas variaciones y novedades, empleo de enzimas contrarias, luz ultravioleta, glicólico, fosfórico… sirva de ejemplo las siguientes patentes (US 3878197 A) (US 4735935 A)(US 4966892 A).

triturado

ligero pardeamiento (morado) por oxidación por transcurso de tiempo prolongado por avería

Conclusiones

Es hora de mojarse y de ofrecer mi opinión al respecto. Nosotros y nosotras no somos industria ni laboratorio y por tanto no tenemos necesidad de elaborar grandes cantidades de productos ni de que estos duren (caduquen) más allá del uso diario del mismo para una pequeña cantidad. Sin embargo hay elaboraciones que por su coste en tiempo de trabajo, nos gustaría ciertas cantidades extra para futuros usos, este es el caso del gel de Aloe.

De los procedimientos arriba mencionados he ido eliminando lo que resulta imposible, dando por hecho que no voy a conseguir con ninguno de los métodos una estabilización óptima, así pues en el procedimiento por frío, tener una habitación a menos de 8 ºC   para luego congelar rápidamente a -19ºC no estaría al abasto de todo el mundo. El procedimiento de calor requeriría un control de temperatura muy preciso con un termostato que cortara corriente, de igual manera en la dishidratación, el aumento de temperatura puede desnaturalizar, volatilizar, romper las cadenas de azúcares, etc…se trata de un producto termolábil.

Me inclino pues por el procedimiento químico y he tomado de los compuestos que sugiere Coats tan sólo tres de ellos y eso ha sido por la presentación del producto, el gel de Aloe Vera, por parte de un importante laboratorio farmacéutico (8). Sin embargo nosotros no vamos a poder trabajar con vacío (de momento) y bajas temperaturas como hacen ellos, así pues nuestras dosis van a ser las mismas pero la caducidad va a ser inferior. Uno de los aspectos que me decidió a decantarme por este procedimiento fue el comentario en la ficha técnica…”El hecho de estar estabilizado con conservantes alimentarios, hace posible que el aloe vera sea utilizado en jarabes, suplementos dietéticos, etc…”

Así pues para la conservación y estabilización del Aloe sugiero:

  • almacenamiento a 4ºC (frigorífico )
  • frasco inerte opaco (cristal topacio)
  • Benzoato sódico 0.05%
  • Sorbato potásico 0.025%
  • Ácido cítrico 0.05%

Os dejo un vídeo del proceso para que lo mejoréis.

Bibliografía

El gel de Aloe vera: estructura, composición química, procesamiento, actividad biológica e importancia en la industria farmacéutica y alimentaria

(1) Revisión de la aloe vera (Barbadensis Miller) en la dermatología actual Dra. GM Ferraro Universidad Buenos Aires 

(2)  Asociación nacional de empresarios de Aloe

(3)  Aloe Vera: Structures and applications

(4) Relationships between leaf anatomy, morphology, and water use efficiency in Aloe vera Hernan Silva facultad de Agronómica Universidad de Chile

 (*) Aloe vera: la planta que cura Marc Schweizer

(**) History of b. Coats

(5) Revista cubana de plantas medicinales

(6) Socotra

(7) Estabilización y conservación del gel de Aloe Vera Universidad de Cusco

Revista cubana de enfermería

(8) Acofarma

El humilde soporte de laboratorio

 

SOPORTE

Soporte con 5 nueces y 5 elementos

Soy consciente que muchos pasamos por alto las pequeñas cosas que nos ayudan en nuestro quehacer cotidiano, algunas ni siquiera son empleadas por desconocimiento, pero luego no sabemos estar sin ellas una vez probadas.

La razón de este artículo no ha sido sino otra que cuando quieres utilizarlo resulta que se está empleando en otras cuestiones, como por ejemplo, un lentísimo filtrado que suponíamos tenía que haber acabado esta mañana y todavía va la cosa por la mitad.

Y en este caso real y concreto surge la idea de construir un sencillo, útil, repetido y abnegado soporte de laboratorio que nos servirá, según acoplemos elementos con la debida nuez, para filtrar, agitar, dosificar, grabar, sostener, …