Espesantes – gelificantes, I juegos olímpicos de reología. 2ª parte.

Seguimos con nuestro campeonato y vamos a afrontar en la segunda jornada otras tres pruebas que pondrán al límite las propiedades de nuestros espesantes.

Consistencia:

penetración

Como podéis imaginar no dispongo de un reómetro para realizar ciertas medias como la resistencia de los fluidos a la acción de fuerzas externas que tienen algunos laboratorios especializados, tampoco tengo un aparato como los que tiene la industria para medir la consistencia de cementos, hormigones, alquitranes, etc a la presión necesaria… pero intentaremos hacer algo casero que nos dé una idea de cual es el gel que presenta una resistencia a la penetración mayor.

Recordamos que estamos efectuando mediciones de espesantes al 1%, a temperatura ambiente y con un periodo de reposo suficiente. Esta prueba junto con la de viscosidad nos dará una buena medida de dicha característica.

Un cono de penetración, unos tubos de plástico y aluminio, papel milimetrado, arandelas para variar el peso, cronómetro y  fotografías van a ser los elementos de los cuales nos valdremos para efectuar unas mediciones que tan sólo van a comparar, en ningún momento van a ser equivalentes a unidades poise.

Transparencia:

luxómetroAl igual que las otras características, el grado de polimerización (número de veces que se repite una misma molécula una y otra vez) influirá en la cantidad de luz que dejará pasar nuestro espesante o gel. Para medirlo emplearemos una aplicación android que mida luxes (unidades de intensidad de luz), una potente linterna con foco ajustable gracias a una lente y un tubo de desplazamiento y el sensor de luminosidad de un teléfono móvil. La prueba fue efectuada de noche para que variaciones en la luz ambiental no falseara la medición.

Hay que dejar claro de nuevo que lo que obtendremos es una comparativa y que en ningún momento vamos a obtener datos como los que nos podía dar un turbidímetro o nefelómetro (unidades nefelométricas de formacina -UNF- o NTU unidades nefelométricas de turbidez), estos aparatos se emplean mucho en instalaciones de red sanitaria de agua, piscinas públicas, …) podéis ver los equipos en la página de Hanna instruments

SecchiTampoco voy a emplear un tubo de Secchi (*)pues a pesar de su sencilla fabricación los resultados son demasiados subjetivos y creo que el sensor del móvil es más preciso que mi ojo.

(*) El tubo de Secchi es cilindrico de vidrio, donde se deposita un disco de latón pintado de blanco y negro. Cuando lo pones al final del tubo y viertes una solución turbia dejarás de ver los trozos blancos, entonces mides la cantidad de líquido vertido, si pusieras uno más turbio necesitarías menos cantidad de líquido, etc…

Viscosidad:

carreraPara medir la viscosidad de un líquido se emplean reómetros  o viscosímetros rotacionales que como ya he dicho antes no tenemos, pero he ideado una simple experiencia que aunque no sea muy exacta nos va a dar una buena idea de la viscosidad de nuestros participantes: vamos a realizar una carrera, a ver quien gana. El material. unas canaletas, pegamento, goma eva, una cámara fotográfica por si hubiera foto finish y poco más. Espero que esta última prueba tan lúdica te haya hecho sonreir.

Este es el vídeo con la segunda y final tanda de pruebas de estos juegos olímpicos de la reostasia:

Conclusiones:

Más que conclusiones voy a hacer unas reflexiones. Partimos de la base de que empleamos un porcentaje, el 1%, para hacer nuestros geles, esto fue idóneo para algunos, pero inadecuado para otros. En segundo lugar ¿para qué queremos el gel? normalmente lo emplearemos como agente coadyuvante en la estabilidad de una emulsión nutritiva facial p.ej., pero también podemos necesitar consistencia en una queratolítica, o quizás extensibilidad por ejemplo en emulsiones capilares, puede también que queramos tan solo el gel como único medio de nuestros principios activos como en un gel anticelulítico, o como base para el cultivo de microorganismos, etc… así pues será el fin buscado el que condicione el espesante y su proporción.

Sin duda manejar (utilizar, no conducir) durante estos dos días los 6+1 espesantes y hacerlo de manera bastante diversa me ha proporcionado unas sensaciones que espero habéroslas trasmitido, por supuesto queda en tus manos (como mencionaba hace poco a una forera) el ensayo y error para encontrar el mejor resultado.

Si has llegado y leído este artículo viniendo del sector de la alimentación prueba a elaborar esta receta obtenida de la Feria Gastronómica del Perelló donde alumnos de la universidad disponían con sumo cuidado una cucharadita de ajoblanco al que habían incorporado calcio, en un bol de alginato al 1% consiguiendo que se formara una pequeña esfera que se dispone sobre una rodajita de la exquisita variedad valenciana de tomate.

En fin, todo un mundo sobre el que más pronto o más tarde volveremos.

Bibliografía:

Reómetros PCE – Instruments

Viscosímetros Universitat Politècnica Catalunya

Buenas prácticas en turbidez Hanna instruments

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s