Tintura de Eucalyptus (1/2)

elaboración mediante maceración y percolación

El Eucalipto es un árbol originario de Australia y Tasmania pero que está ampliamente extendido y cultivado, si haces una búsqueda en Wikipedia te ofrecerá más de 200 variedades siendo la más empleada la globulus. Son sus hojas las que contienen principios que nos serán de mucha ayuda:

Principales constituyentes (fuente fitoterapia.net)

Aceite esencial (1-3,5 %): cuyo principal componente es el 1,8-cineol o eucaliptol, junto con globulol, trans-pinocarveol, α-terpineol, cimeno, α-pineno y β-pineno.
Flavonoides: rutósido, quercitrósido, isoquercitrósido, hiperósido y eucaliptina (5-hidroxi-6,8-dimetil-7,4′-dimetoxi-flavona).
Euglobales y macrocarpales: terpenos resultantes de la condensación de una acetogenina de tipo floroglucinol y un monoterpeno o sesquiterpeno, respectivamente.
Triterpenos derivados del ácido ursólico (2-4 %).
Taninos hidrolizables.

El Eucalyptus tiene propiedades como antitusivo, expectorante y antiséptico y son varias las maneras de conseguir ese efecto,

Por un lado tendríamos infusiones para vahos de las hojas en agua, aproximadamente 10 gramos por litro de agua caliente.

También podemos obtener vahos mediante el aceite esencial que dejaríamos evaporar en agua caliente unas gotas.

Por fin también cabe realizar una tintura con las hojas y será este procedimiento el que mostremos a continuación empleándose de la misma manera que con los aceites esenciales. Además la tintura de Eucalipto puede formar parte de algún otro preparado más potente para los síntomas del catarro, la gripe, etc…que afectan a las vías respiratorias.

Existen dos métodos para realizar la tintura:

  • la maceración
  • la percolación

En ambos casos emplearemos alcohol etílico (etanol). La graduación del mismo puede ser, según la documentación consultada, entre 60º y 83º, elaboraremos siguiendo lo recomendado en la monografía de la EMA (Agencia Europea del Medicamento) en la cual nos permiten su elaboración con etanol entre 68º y 80º, entre ese margen he escogido la graduación de 70º pues es aquella que más frecuentemente utilizamos en otras cuestiones (desinfección de utensilios que no permiten la ebullición con agua, elaboración de geles desinfectantes de manos, etc…) así pues, como ejemplo, anotar que tendremos casi un litro de alcohol de 70º si unimos 588 gramos (72,6 cl.) de alcohol de 96º y 274 gramos de agua (la mezcla merma en volumen no os habéis equivocado).

Tenemos ya el alcohol preparado, ahora le toca el turno al vegetal. Como quiera que lo que vamos a realizar es una tintura nos aseguraremos que el vegetal (las hojas de Eucalipto) esté seco, al proceso de tratamiento con vegetal fresco se le denomina alcoholatura y no es nuestro objetivo. Por supuesto las hojas presentan unos verdes característicos en el haz y el envés y descartaremos aquellas que presentan tonalidades oscuras. Por supuesto también descartaremos aquellas que presenten insectos o ácaros o la presencia de huevos, picaduras, necrosis,…

Cribado

Vale, las tenemos limpias y ahora debemos preparar cantidad suficiente de vegetal para que la proporción sea de 1 parte de vegetal por 5 de alcohol. Simplemente para cumplir dicho imperativo debemos triturar las hojas pues si no, el alcohol en la proporción descrita no podría cubrir el vegetal cuando los unimos en un frasco. Sobre el grado de trituración del vegetal no existe tampoco un consenso adecuado pero a efectos prácticos tras una primera trituración en trozos pequeños eliminaremos las partes leñosas (ramitas, peciolos, corteza del árbol,…) y una vez hecho esto cogeremos los trozos de hojas y los pulverizaremos con un molinillo del tipo café, filtraremos el contenido con un tamiz (o una rejilla de cocina, de tela mosquitera,…) y despreciaremos lo que no lo haya atravesado ( nervios de las hojas, trozos grandes,…).

Pulverización
Tamizado
Pesado

El motivo del molido es simple, al ser las partículas de eucalipto más pequeñas existe un mayor contacto del solvente con el vegetal, unido a que el molido rompe la estructura vegetal que contiene los principios arriba mencionados, nos dan una tintura de mayor calidad.

Ya tenemos el alcohol y el vegetal, pongamos por ejemplo 20 gramos de eucalyptus y 100 de alcohol, ahora si vas a

Macerar:

Vertiddo del vegetal en el frasco de maceración

Dispón dentro de un frasco de vidrio que pueda cerrarse herméticamente los 20 gramos de Eucalyptus y vierte sobre él los 100 ml de alcohol, agitaremos, taparemos el frasco si fuera transparente y nos aseguraremos de agitar periódicamente el mismo durante 10 días. (la agitación es un sencillo mecanismo que hace que partes de alcohol en contacto con la planta sean sustituidos por otros más «nuevos» todo ello en el mismo frasco, al final poco se puede hacer pero hay que hacerlo).

El frasco se tapa y se agitará frecuentemente

Percolar:

El percolador es un recipiente cónico invertido que presenta en su parte inferior una llave que abre o cierra el flujo del menstruo (líquido solvente con los principios disueltos) hacia un recipiente de recogida. En su parte superior una o dos tapas nos permiten la incorporación del vegetal y del solvente. La percolación es el único procedimiento que se menciona en las farmacopeas, como quiera que efectuaremos la tintura de ambas maneras podremos comparar.

Introduciremos un algodón humedecido con alcohol de 70º y lo dispondremos en la parte más estrecha del percolador con el propósito de que el vegetal molido no pase a la llave de cierre y la obture, humedeceremos el vegetal con un poco de alcohol para permitir su hinchado durante unos minutos y a continuación lo verteremos en el percolador añadiendo acto seguido el alcohol de 70º en cantidad suficiente para cubrir el vegetal dos dedos por encima. Abriremos la llave para permitir el paso del alcohol y en cuanto caigan algunas gotas la cerramos de nuevo. Nos sobrará alcohol que será empleado más tarde. Dejaremos en maceración durante diez días tapando el percolador transparente con papel de aluminio. Trascurrido ese tiempo abriremos la llave de tal manera que tan solo caiga una gota cada 8 o 10 segundos ritmo que naturalmente nos demorará algunas horas (1 día o dos).

Un vídeo con el proceso de elaboración, en el próximo artículo veremos el resultado e intentaremos comprobar que nuestra tintura es correcta:

Bibliografía

  • Monografía Eucalyptus
  • Manual de fitoterapia E. Castillo
  • Preparaciones galénicas de consistencia líquidas Miguel Machaca
  • Tinturas Universidad interamericana para el desarrollo
  • Benficios y usos del Eucalipto Universidad autónoma Gabriel René Moreno
  • Procedimiento normalizado de trabajo elaboración de tintura

2 comentarios en “Tintura de Eucalyptus (1/2)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s