La leche virginal. Otra aplicación de la tintura de Benjuí

Aunque en la actualidad podemos encontrar diferentes leches virginales según se hayan añadido algún que otro ingrediente (bambú, bálsamo de Tolú, sauco, avena, caléndula,…), y también con ese nombre se venden productos con aceites y/o esencias en forma micelar; la formulación clásica es la compuesta por AGUA DE ROSAS Y TINTURA DE BENJUÍ.

He leído que esta fórmula era empleada por Cleopatra pero una breve y fiable documentación de la historiadora y profesora de arqueología de la U. Complutense Dª Pilar González Serrano, nos describe ese mundo:

La fabricación de los perfumes tuvo en Egipto un carácter semisecreto y casi religioso. Se hacían a base de mirra (gomorresina aromática), estoraque (bálsamo procedente de un árbol de la familia de las estiracáceas) y del benjuí (sustancia resinosa obtenida por incisión en la corteza de un árbol del mismo nombre y semejante al estoraque), del incienso, resinas de trementina, betún de Judea y otros extractos vegetales de carácter aromático que se solían mezclar con vino de palma, pulpas de frutas, aceite de nardo, de sésamo o de almendras.

Por supuesto unos alcoholes producidos por la fermentación de vegetales para dar cerveza y vino no tendrían suficiente graduación para elaborar una tintura pero fue un buen comienzo.

Cuando hablamos de agua de rosas nos estamos refiriendo naturalmente al hidrolato de rosas que es el resultado de la destilación por arrastre de vapor de la rosa damascena. La tintura de Benjuí ya fue objeto de un artículo anterior. La proporción de los mismos será un 1 % de tintura (veremos como en la elaboración de la leche virginal partimos de un 1,5% que tras las pérdidas quedará un porcentaje aproximado al descrito), el de agua de rosas será cantidad suficiente para 100 gr.

Tras la calibración los hidrolatos marcaron un rango ácido (5,5 y 6 pH)

La leche virginal tiene unas interesantes propiedades que aúnan las propiedades astringente, calmante, regeneradora y tónica del agua de rosas a las epitelizadoras, antiinflamatorias y antisépticas de la tintura de Benjuí.

Problemas con los que nos encontraremos al elaborarla:

Quizás alguno de ustedes piense tal y como vimos en el anterior artículo como la unión de aguas y tinturas nos producía una turbidez del producto final, pero ese no es el problema actual pues precisamente esa falta de transparencia que convierte a esa unión en un líquido de color blanco lo que determina el nombre del producto: “leche” , en cuanto a “virginal” no he encontrado más que sugerencias nada fundamentadas.

El problema que me encuentro es simplemente que una disolución de la tintura de Benjuí en la proporción descrita no tiene capacidad para conservar un preparado con tal cantidad de agua, así pues o bien el hidrolato contiene ya un conservante o bien deberemos incluirlo en nuestro preparado. Podemos leer en Tecnología farmacéutica de la Universidad de San Nicolás de Hidalgo en México: …”Conservadores: pueden generarse en las leches de tocador los mohos como el Aspergillus, Penicillum y Mucor, se afirma que las leches son entre los artículos cosméticos los que más alteraciones a causa de los hongos.

Así pues lo primero que haremos será comprobar si nuestra agua de rosas contiene o no conservantes, si lo tiene puedes olvidarte de los siguientes párrafos, si no lo tuviera porque el proceso industrial ha permitido su fabricación sin añadir ningún conservante (filtros especiales) y con la mera indicación de utilizarlo en pocos días con refrigeración en nevera, deberás añadir un conservante.

El segundo problema es que nuestra leche virginal se elabora y se mantiene en frasco opaco a temperatura ambiente , ¡¡¡ nunca refrigerado !!!

El conservante se debe incluir antes disuelto en el agua en la proporción que dé el fabricante así:

sorbato potásico ente el 0,13 y el 0,8% según http://www.wanglong.us/aplicaciones-del-sorbato-de-potasio/

benzoato sódico: 0,1-0,5% https://formulasmagistrales.acofarma.com/idb/descarga/3/f963b2f9d94fc183.pdf

Sharomix 705: 0,5-0,8% http://www.acme-hardesty.com/wp-content/uploads/2014/03/Sharomix-705-Plus-MSDS.pdf

Cosgard 0,2 -1,1% https://www.institutodermocosmetica.com/wp-content/uploads/2019/01/Geogard221.pdf

he escrito esos 4 conservantes que son los que disponía y de ellos como podréis observar en el vídeo me inclino por los dos primeros pues son aquellos que no presentaron residuo en su incorporación en el agua de rosas que nos produciría precipitaciones por floculación.

La realización no puede ser más sencilla solventando el primer problema y consistirá en la incorporación de la tintura de Benjuí por goteo en el vaso de precipitado con el hidrolato de rosas, ambos, al menos, a temperatura ambiente (24ºC) agitando continuamente y formándose un líquido donde la unión del alcohol y el agua deja en suspensión el Benjuí enturbiando el resultado con un bonito color blanco.

Como quiera que la tintura entra en contacto también con el instrumento agitador, bien una varilla, bien el imán del agitador magnético, se producirá un depósito en los mismos que experimentalmente para una agitación magnética represento el 26% de la tintura.

Este es el vídeo del proceso:

elaboración de la leche virginal

Bibliografía:

  • conservantes ver el texto
  • ver bibliografía artículos anteriores