La luz y la piel (VI) ¿Protegen los aceites vegetales de la radiación UV?

Podemos leer en muchas webs que tal o cual aceite nos protege frente a la radiación ultravioleta y nos da una protección FPS de 4, 5 ó superior. En el anterior artículo vimos como construir un medidor de radiación ultravioleta y decidí aplicarlo para comprobar la certeza de dichas afirmaciones. 

sensor

¡ Nada más empezar me encontré con una sorpresa que no esperaba ! Si con el medidor salgo al exterior y mido la radiación del sol y me da por ejemplo 100, cojo un cristalito transparente que se utiliza para preparaciones al microscopio y lo pongo encima del sensor y entonces me mide 90 por que el cristal poco pero algo refleja, si pongo otro cristal me mide 80, refleja más claro y si pongo una gota de aceite entre medias de los cristales me mide 110  NO PUEDE SER ME HE EQUIVOCADO voy a repetirlo a ver que sale…100,90,80 y 110 noooooooooo

voy a coger otros cristales y otro aceite 100, 90, 80 y ….115 noooooooooooo ¿qué está pasando?

pongo otra sustancia como el aceite y en vez de aumentar el reflejo y medirme menos lo aumenta, eso es imposible vamos a preparar un experimento lo más serio que pueda y no me voy a precipitar en las conclusiones:

  •  establecer cinco fuentes de luz ultravioleta con diferentes longitudes de onda para uso en interior y no tener diferencias por la fluctuación que pudiera tener el sol
  • efectuar mediciones en vacío interponiendo entre la fuente y el sensor un porta de laboratorio estandar sin esmerilado de 1 mm de espesor y un cubre No. 0 – 0,085 a 0,13 mm de espesor para todo el experimento
  • efectuar las mediciones y repetir el proceso para tener más garantías, establecer una media, si la diferencia superara el 5% repetir la medición.
  • utilizar micropipetas con puntas desechables para la toma de muestras que serán para todos igual de 2 microgramos/cm2
  • realizar el experimento con todos los aceites que estén a mi alcance (38)
  • recoger los datos e intentar encontrar pautas o conclusiones.

A la vista de los datos solicité a dos ópticos su opinión al respecto de lo que estaba ocurriendo para que me ayudaran a encontrar el misterio. Ambos me hablaron de los índices de refracción y como los cristales fabricados con el mismo tipo de vidrio refractaban en un sentido y que otra sustancia, en mi caso el aceite, lo podía hacer en sentido contrario pero esto no supondría jamás un aumento de la radiación por encima de la inicial pues la reflexión de los elementos siempre descuenta nunca aumenta.

Puesto que lo anterior es inamovible lo único que podía hacer era investigar el aparato para ver si había alguna cosa que hubiera pasado por alto.  Así fue, el sensor de radiación UV no tiene una respuesta perfectamente plana sino que emite más milivoltios si la radiación se encuentra en la zona de los UVA.

Queda el misterio resuelto: la luz ultravioleta procedentes de varias fuentes son un conjunto de radiaciones UVB y UVA si el sensor detecta mayor radiación que la inicial solo es posible si parte de la radiación UVB se ha transformado en UVA, por eso la mayoría, casi la totalidad de los aceites analizados produce mayor radiación en el sensor que si no estuvieran.

Los datos son estos:

MEDICIÓN DE ULTRAVIOLETAS EN ACEITES  VEGETALES  por Francesc Palomares

                       
La cantidad de aceite empleada fue de 8miligramos en porta cubriéndose con cubre de 2x2cm.                        
                                       
  CANTIDADES EN MILIVOLTIOS DE SALIDA   50 50 MEDIA 100 100 MEDIA 150 150 MEDIA 200 200 MEDIA 220 220 MEDIA 144,0
                                       
1 Aguacate Persea americana   52 54 53,0 105 104 104,5 161 161 161,0 218 219 218,5 234 238 236,0 21,0
2 Almendra Prunus dulcis   43 42 42,5 107 105 106,0 168 168 168,0 226 227 226,5 197 195 196,0 16,7
3 Argán Argania spinosa   57 59 58,0 108 110 109,0 161 158 159,5 219 216 217,5 237 238 237,5 22,3
4 Avellana Corylus avellana   52 50 51,0 109 108 108,5 163 164 163,5 220 217 218,5 238 238 238,0 23,5
5 Avellana chilena Gevuina avellana   52 51 51,5 114 113 113,5 164 168 166,0 228 227 227,5 234 235 234,5 27,1
6 Avena Avena sativa   54 54 54,0 99 92 95,4 139 135 137,0 194 198 196,0 225 227 226,0 6,7
7 Baobab Adansonia digitata   49 51 50,0 113 113 113,0 164 162 163,0 220 217 218,5 234 234 234,0 24,3
8 Borago Borago officinalis   49 52 50,5 110 110 110,0 162 164 163,0 213 215 214,0 227 228 227,5 20,9
9 Buriti Mauritia flexuosa   53 51 52,0 106 105 105,5 161 163 162,0 220 218 219,0 230 230 230,0 20,5
10 Calofila Calophyllum inophyllum   24 22 23,0 2 2 2,0 5 8 6,3 6 8 6,9 10 17 13,0 -137,9
10b Calofilo Calophyllum inophyllum   1 1 1,0 1 1 1,0 2 3 2,4 5 6 5,5 1 1 1,0 -141,8
11 Camelina Camelina sativa   64 61 62,5 104 106 105,0 155 161 158,0 220 228 224,0 233 230 231,5 20,5
12 Caprylis Caprylic/Capric Triglyceride   49 51 50,0 113 112 112,5 163 163 163,0 221 222 221,5 235 236 235,5 25,1
13 Cereza Prunus cerasus   51 51 51,0 112 113 112,5 164 168 166,0 227 225 226,0 232 230 231,0 25,5
14 Coco Cocos nucífera   49 51 50,0 112 110 111,0 162 165 163,5 215 216 215,5 226 227 226,5 21,7
15 Cophra Cocos nucífera   50 51 50,5 113 113 113,0 166 168 167,0 220 220 220,0 230 232 231,0 24,8
16 Frambuesa Rubus Idaeus   52 52 52,0 100 100 100,0 147 149 148,0 219 224 221,5 228 229 228,5 15,6
16b Germen de trigo Triticum vulgaris germ oil   45 46 45,5 113 109 111,0 163 160 161,5 218 220 219,0 233 235 234,0 23,7
17 Girasol Helianthus annuus   54 54 54,0 117 118 117,5 170 171 170,5 224 225 224,5 237 236 236,5 29,2
18 Granada Punica granatum   50 49 49,5 99 99 99,0 147 148 147,5 211 210 210,5 219 222 220,5 11,3
19 Hueso de albaricoque Prunus armeniaca seed oil   53 52 52,5 113 114 113,5 164 168 166,0 221 221 221,0 235 236 235,5 25,8
20 Inca Inchi Plukenetia volubilis   50 51 50,5 114 115 114,5 165 166 165,5 221 222 221,5 237 237 237,0 26,5
21 Jojoba Simmondsia chinensis   47 48 47,5 113 113 113,0 168 165 166,5 213 218 215,5 230 228 229,0 23,4
22 Karanja Pongamia glabra   10 9 9,5 2 2 2,0 3 3 3,0 2 3 2,4 1 2 1,4 -141,8
23 Karanja Pongamia glabra   12 13 12,5 2 2 2,0 3 3 3,0 5 5 5,0 2 3 2,4 -141,1
24 Lino Linum usitatissimum   51 52 51,5 112 110 111,0 164 165 164,5 219 218 218,5 224 220 222,0 21,6
25 Macadamia aceite Macadamia integrifolia   51 53 52,0 112 112 112,0 164 165 164,5 215 217 216,0 235 236 235,5 24,0
26 Miristato de isopropilo Isopropil miristate   52 52 52,0 112 112 112,0 165 166 165,5 217 217 217,0 220 220 220,0 21,3
27 Neem Azadirachta indica   48 48 48,0 91 86 88,5 134 136 135,0 182 182 182,0 217 215 216,0 -1,5
28 Oleina de Karité Butyrospermum parkii   49 51 50,0 107 107 107,0 155 157 156,0 208 209 208,5 225 227 226,0 16,9
29 Oliva virgen extra Olea europaea   53 55 54,0 106 108 107,0 171 169 170,0 220 218 219,0 236 236 236,0 23,6
30 Onagra Oenothera biennis   52 52 52,0 105 106 105,5 155 158 156,5 217 219 218,0 231 228 229,5 18,9
31 Palma Elaeis guineensis   51 51 51,0 110 110 110,0 157 157 157,0 208 209 208,5 227 230 228,5 18,8
32 Perilla Perilla frutescens   49 50 49,5 104 106 105,0 155 155 155,0 208 209 208,5 235 237 236,0 17,7
33 Piqui Caryocar brasiliense   53 53 53,0 110 109 109,5 163 163 163,0 215 210 212,5 232 222 226,9 20,4
34 Ricino Ricinus communis   49 49 49,0 116 117 116,5 172 171 171,5 219 218 218,5 235 237 236,0 27,7
35 Rosa Mosqueta Rosa rubiginosa   52 53 52,5 114 114 114,0 163 165 164,0 218 216 217,0 233 234 233,5 24,5
36 Salvado de arroz Oryza sativa oil   45 45 45,0 62 57 59,4 92 86 88,9 153 152 152,5 230 229 229,5 -25,5
37 Semilla de uva Vitis vinifera seed oil   51 52 51,5 110 108 109,0 163 161 162,0 212 213 212,5 238 232 235,0 21,7
38 Sésamo Sesamum indicum   46 48 47,0 114 114 114,0 166 170 168,0 217 214 215,5 235 238 236,5 25,6
39 Soja Glycine max   50 50 50,0 114 112 113,0 167 170 168,5 228 228 228,0 235 235 235,0 27,7
40 Tomate Solanum lycopersicum seed oil   44 45 44,5 115 115 115,0 166 168 167,0 217 215 216,0 228 226 227,0 24,0
                                       

¿Cómo interpretamos esta tabla?

En la primera columna (descontando la numeración) está el nombre común de los aceites, en la segunda su nombre científico, a continuación está el valor que detecta el sensor de UV cuando la radiación se ha ajustado a una salida de 0,5 milivoltios (50) con un porta y un cubre sin poner ningún aceite. Al poner el aceite pongamos por ejemplo el de semillas de tomate nos da un valor de 44 en una primera toma y de 45 en una segunda, la media 44,5 o sea que en ese nivel de radiación bajo, dicho aceite detiene la radiación un 11%. Sin embargo cuando pasamos la muestra a una radiación de 1mv de salida este aceite produce un incremento de un 15%; en el tercer grupo de tomas para 150 tenemos que incrementa un 11,33%, en el cuarto grupo incrementa un 8% y en el quinto grupo incrementa un 3,5%. Todos esos promedios para tomas sin aceites se establece en 144, así pues en la última columna tendremos unos valores positivos si los aceites incrementaron la radiación inicial o negativos si fueron eficaces contra todo el espectro de radiación. 

Conclusiones

De todos los aceites empleados tienen eficacia global contra la radiación:

El Neem con un resultado muy muy pequeño del 1%

arroz

El Salvado de arroz detiene la radiación un 17,7% por tanto lo realiza tanto frente a los UVB como  los UVA. Del análisis químico del aceite de salvado de arroz sobresale su elevado contenido en ácidos grasos insaturados  y antioxidantes como la vitamina E, el ácido ferúlico y el gamma oryzanol

Calophyllum

El aceite de Calophillum detiene la primera muestra un 95,7% y la segunda un 98,5% curiosamente la diferencia entre las muestras se encuentra en la zona próxima a la radiación visible, la única explicación que le encuentro es la antigüedad de la primera muestra que era mayor que la nueva y por tanto puede influir el nivel oxidativo del aceite. En su composición encontramos: vitamina E, flavonoides, polifenoles, ácido calofílico e inofílico. En la bibliografía os dejo un estudio sobre su empleo en oftalmología para proteger al ojo frente la radiaciones del ultravioleta. Muy interesante, lástima el color.

 

karanja

La Karanja obtuvo valores muy similares en ambas tomas deteniendo la radiación UV en un 98% y 98,5%. Esto es debido a la presencia de dos flavonoides: el pongamol y el karanjin contra la radiación UVA el primero y contra la UVB el segundo. Un aceite a investigar pues una reputada web francesa de venta de productos de cosmética natural Aroma-zone desaconseja su uso en cantidades superiores al 30%. Por otro lado es numerosísima la información sobre su uso en agricultura como insecticida. Un aceite para estudiar.

 

Entiendo que la eficacia de los aceites vegetales a la hora de luchar contra la radiación UV es escasa, salvo las excepciones arriba mencionadas y que en la actualidad cada vez más se entiende el Factor de Protección Solar como un conjunto de medidas que incluyen la protección frente a los UVA y el empleo de antioxidantes y otros, frente a la antigua acepción de evitar solamente el daño por la radiación UVB. 

Ha sido decepcionante pero muy interesante el estudio dado los escasos resultados positivos, sin embargo hemos conseguido quitar la paja y quedarnos con el grano, sabemos ahora cual es la protección que ofrecen los aceites y cuando veamos en una página de ventas u otra que hablan del FPS de tal o cual aceite ya estamos informados y no nos van a engañar. Os dejo un vídeo con todo el largo proceso, salud Francesc Palomares

Bibliografía

El salvado de arroz gobierno Argentino

Extracción aceite salvado de arroz Facultad de Ibagué Colombia

Karanja componentes y usos

Efecto citoprotector contra la Radiación UV Biblioteca nacional medicina de EEUU

Carcinogénesis con diferentes tipos de radiación UVA/UVB

 

Cera Lanette SX vs N. Ampliación del anterior artículo crema queratolítica.

Me preguntan porqué escogí la cera Lanette Sx frente a la cera Lanette N para elaborar la crema queratolítica para callos, durezas,… que vimos en el anterior artículo.

Mano del campeón de pelota valenciano Francesc Puchol , la crema no es para él

A veces suelo ser demasiado extenso en las explicaciones porque sé que si no lo hago deberé contestar algunas preguntas bien en los vídeos o bien en los textos. Este ha sido el caso respecto del componente que debe acoger todos los demás productos, la crema base.

Para la crema necesitábamos las siguientes características:

Que admitiera un producto como el ácido salicílico que rompe las cremas bases de tipo no iónico que son las que empleamos normalmente, por eso teníamos que escoger una de tipo aniónico y entre ellas la más a nuestro alcance, la crema base Lanette.

Además necesitábamos en nuestra formulación una crema que aplicaremos tan sólo en las zonas necesarias, así pues una crema con baja extensibilidad y por eso utilizamos la crema base Lanette sin modificaciones de consistencia ni extensibilidad.

En un principio y dado que la documentación consultada nos habla de la utilización similar de la cera Lanette N ó SX preferimos la primera casi siempre ¿por qué? , veamos la composición de una y otra:

Cera Lanette N: Cetearyl alcohol (90%), sodium cetearyl sulfate (10%)

Cera Lanette SX: Cetearyl alcohol (90%), sodium cetearyl sulfate (5%), sodium lauryl sulfate (5%)

Como veis la diferencia entre una y otra está en que la primera posee una sal de éster sulfatados y la segunda dos. Ese segundo surfactante (SLS) es el problemático ya que aunque figura en el repositorio COSMOS no tiene certificado Ecocert debido no tanto a su posible irritabilidad sobre la piel sino por su toxicidad en cuanto a su biodegradabilidad. Que la Foof and Drugs Admintracion USA lo permita no es precisamente un salvoconducto.

Cabe decir que el SLS tiene una característica especial y es que es espumante y esta es la razón por la que el empleo para la crema queratolítica en cuestión que formulamos y en la que reservábamos un porcentaje de agua para incorporar la urea, nos permite una base que al incorporar aire fue más sencilla de trabajar, así lo podéis ver en el vídeo que acompaña este artículo.

¿Cómo podríamos solventar este problema sin emplear la SX?

  • O bien incorporamos la urea en la fase acuosa cuando elaboramos la crema base, a riesgo de una menor estabilidad o
  • Elaboramos una crema base Lanette con una menor consistencia disminuyendo la cantidad de cera y de aceite

Un pequeño vídeo que ilustra lo dicho

Bibliografía:

Ceras Lanette Ficha de información técnica Acofarma

Ebook Crema base Lanette Dr. Alía

Mezclar graduaciones de alcohol

Algunos me habéis preguntado como obtener alcohol de 70º ideal para desinfección, bien sea de utensilios o bien para la realización de gel hidroalcohólico para desinfección de manos a partir de alcoholes de diferente graduación.

Si tenemos alcohol por encima de los 70 º lo único que tendremos que hacer es añadir agua destilada en la proporción adecuada, esto ya lo vimos hace tiempo y lo podéis ver en la tabla que hicimos al respecto en este mismo blog.

Sin embargo para obtener alcohol de 70º a partir de graduaciones más bajas de alcohol, el único procedimiento es añadir alcohol en la proporción adecuada y para facilitar las cosas haremos el cálculo añadiendo alcohol de farmacia de 96º y empleando la potencia que nos ofrecen las hojas de cálculo como esta:

esto es una imagen, descargar el fichero en vuestro dispositivo

Salud

Los geles que NO sirven para desinfectantes de manos a base de alcohol (2ª parte)

Vimos en un artículo anterior como el intento de elaborar un gel hidroalcohólico para desinfectar las manos fracasó al intentar gelificar directamente la sustancia responsable con alcohol de 70º. ¿Porqué emplear alcohol que se sitúe alrededor de los 70º? Si quieres saber la respuesta solo tienes que leer el artículogeles de celulosa

Sin embargo, aprendimos como elaborar un gel de este tipo utilizando la Hidroxietilcelulosa gelificando primero el agua y añadiendo luego de la formación del gel una cantidad suficiente de alcohol de 96º .Vamos a utilizar este procedimiento y lo emplearemos con una serie de geles que vimos en un artículo anterior donde comparamos sus propiedades reostáticas (viscosidad, penetración, deslizamiento, etc.), estos son:

  •  Agar al 0,5%
  • Caragenano al 0.6%
  • Goma Guar al 1%
  • Goma Xantana al 0,8%
  • Alginato de Sodio al 2%

Hay que tener en cuenta que los geles son polimeros, cadenas de moléculas que se repiten una y otra vez formando un largo rosario y que dependiendo de la procedencia del alga o semilla esta puede variar y variaciones de alguna décimas son frecuentes.

El procedimiento fue disolver dichos geles en 29 gramos de agua destilada hasta lograr su completa homogenización, el Agar precisó calentar el agua para su disolución, la Xantana hubo de dispersarse en un 1% de glicerina, el Alginato presentó grumos inicialmente que desaparecieron tras un periodo de 24 horas, el Carragenano y la goma Guar no presentaron problemas en ese momento del experimento, al día siguiente se procedió a incorporar poco a poco el alcohol de 70º, el resultado fue espantoso:

 

 

Los ungüentos o bálsamos (1/2)

Comparativa de 4 ceras (1/2) y elaboración de un ejemplo para el alivio de los síntomas de la gripe y resfriado común.(2/2)

Tanto los textos de farmacia como los diccionarios de las lenguas consultados dan definiciones sobre los ungüentos o bálsamos que no se ajustan a la realidad cosmética, dermatológica o farmacéutica  que conocemos habitualmente, creo que una buena definición sería:  Los bálsamos o ungüentos son sustancias semisólidas a temperatura ambiente, constituidas por al menos, un par de lípidos que sirven de excipiente a variados principios activos liposolubles.

En cosmética casera empleamos 3 tipos de lípidos: aceites, mantecas y ceras, vimos hace algún tiempo un artículo que habla de como hacer correctamente una emulsión  donde podemos ver dichos lípidos. Está claro que un semisólido con un único lípido es la referencia clara de una manteca, ya tiene pues nombre y no vamos a cambiárselo.

comparativa

Preparación del material para la comparativa

También se podría argumentar que determinados principios de naturaleza acuosa pudieran formar parte del bálsamo, creo, sin embargo, que estaríamos frente a una emulsión W/O (agua en aceite). Pongamos por caso el celebre batido de manteca de Karité con Aloe Vera, no existe emulsionante puesto que la proporción de Aloe de naturaleza acuosa es muy pequeña y el batido hace rodear cada partícula de Aloe con suficiente cantidad de Karité y aire.

 

Cuando esta materia untuosa es aplicada sobre el cuerpo, la mayor temperatura del mismo hace que fluidifique la mezcla, permitiendo su extensibilidad. Precisamente esa característica la hará muy eficaz a la hora de aplicar otro tipo de sustancias con diferentes propiedades (anti-microbianas, anti-pruriginosas, anti-inflamatorias, anti-víricas, analgésicas, etc…) disueltas en ellos, serán pues liposolubles.

Si el semisólido tuviera, no disuelta, si no dispersa, sólidos en polvo (óxido de Zinc, carbonato de Magnesio, Caolín, talco, dióxido de Titanio,..) estaríamos hablando de pomadas.

Pactado lo que es un bálsamo vemos pues que para crearlo será necesario la unión de uno o varios aceites líquidos o mantecas con alguna cera sólida, tenemos 2 de tipo vegetal Carnauba y Candelilla y una animal que es la cera de abeja presentada bien en su forma virgen o bien refinada de color blanco.

El procedimiento para hacer un bálsamo es muy simple, calentamos la cera hasta que fluidifique, añadimos  los aceites y los principios activos y dejamos enfriar en el recipiente escogido. Haremos un ejemplo para verlo correctamente pero primero veamos una comparativa entre las cuatro ceras mencionadas con idéntico porcentaje de mezcla de aceites para ver como se comportan. En concreto fueron 2 gramos de cera en una mezcla de aceites 5 gramos de almendra y 10 de oliva virgen extra.

copernicia-prunifera-400x533

Copernicia prunifera

La cera de Carnauba proviene del árbol Copernicia prunífera, puede presentar diferentes grados de pureza T1,T2, T4 y su color varia entre el amarillo claro al café. El punto de fusión se situa en torno a los 85ºC (aunque debe ser tras un prolongado periodo, experimentalmente se necesitaron algunos grados más). Esta planta se cultiva en diferentes lugares pero originariamente es del nordeste de  Brasil, podéis encontrar más información de esta y de otros vegetales de la inmensa flora brasileña en http://www.cerratinga.org.br (en portugués).

img_plantacandelilla_02

extremo floral de la Candelilla

La cera de Candelilla proviene de un arbusto cuyo nombre científico es Euphorbia antisyphilitica de un color dependiendo de su filtrado que oscila entre el amarillo al café claro, se encuentra en el desierto de Chihuahua y podéis encontrar mucha información en http://www.candelilla.org

file0001977596047

Qué decir que no sepáis de la cera de abejas, simplemente que lo podréis comprobar en el vídeo, existe una diferencia físico-química entre la cera virgen de abeja y la cera refinada de color blanco o cera alba en lo que se refiere a su punto de fusión y que es unos 5ºC inferior en esta última

Veremos en esta primera parte la comparativa en el siguiente vídeo

En la segunda parte de este artículo veremos el ejemplo mencionado donde se aprovecharán los aceites para realizar algún macerado e incluiremos poderosas sustancias que ponen a nuestra disposición los vegetales.

 

 

Macerado hidroglicerinado de granada (Punica Granatum)

granadoSin duda, la granada, sería uno de los frutos que justificaría el esfuerzo de realizar un extracto hidroglicerinado de vegetales por los principios activos que contiene y que vamos a desarrollar a lo largo del artículo.

Antes que nada quiero exponer que dicho procedimiento de extracción, la maceración de la granada en contacto con agua y glicerina, no es un procedimiento que se emplee ni en laboratorios, ni universidades, pues existe otro con mejores resultados extractores pero que en cosmética casera no podemos utilizar (de momento). Así pues, resulta imposible obtener documentación académica a ese respecto que nos ayude, y parte de las consideraciones lo serán a título personal y por tanto editables en tanto amables seguidores nos facilitaran dichas fuentes.

universidad_miguel_hernandez_de_elcheTengo la suerte de contar con una población próxima, Elche,  que es sede de la Universidad Miguel Hernández y al mismo tiempo es productora de excelentes granadas y por supuesto ambas circunstancias nos ofrece mucha información de este fruto, …” la granada posee numerosos compuestos químicos de alto valor biológico en sus diferentes partes: corteza, membranas carpelares, arilos y semillas…la parte comestible de la granada representa el 50% de su peso y su composición es la siguiente: agua, azúcares, ácidos orgánicos, polifenoles y flavonoides, …además las semillas contiene una cantidad de ácidos grasos (linolénico, linoleico, púnico, oleico, esteárico y palmítico )que oscila entre el 12 y 20% de su peso seco, …por fin en la parte interior de la corteza y en las carpelas se encuentra una fuente importantísima de compuestos bio-activos como polifenoles, flavonoides, elagitaninos, proantocianidinas y minerales principalmente potasio, nitrógeno, calcio, fósforo, magnesio y sodio.”  Son varias las páginas del estudio hablando sobre las bondades del zumo de granada que todos podéis seguir en Internet y añado el siguiente párrafo por su justificación en la elaboración de nuestro macerado en cosmética casera: …” estudios llevados a cabo con diferentes extractos de granada sugieren que los extractos procedentes de la piel de la granada promueven la regeneración de la dermis, mientras que los extractos procedentes de aceite de las semillas regeneran la epidermis”.  No quiero extenderme más pero asuntos como sus propiedades anticancerígenas y como fotoprotector frente a la radiación UV no son poca cosa.

A trabajar

partes-granada

He escogido una granada de Elche (con permiso de las magníficas granadas procedentes de Pakistan) para la elaboración de este macerado, en plenitud de madurez pero que todavía conserva la elasticidad la corteza externa, que es más o menos el momento en el que la relación de sólidos disueltos y la acidez titulable alcanza un punto óptimo.. La normativa que regula las características de la granada las podemos encontrar en NORMA PARA LA GRANADA (CODEX STAN 310-2013) de la Organización Mundial de la Salud. Vamos pues con el proceso:

Dos son las dificultades que nos vamos a encontrar al realizar nuestro macerado: la filtración y la contaminación. Del primero nos ocupamos tiempo atrás en otro artículo donde realizábamos un hidroglicerinado de tepezcohuite, de la contaminación nos ocupamos ahora.

Todos conocéis lo pertinaz que es la vida, en los sitios más insospechados encontramos formas de vida, pero un medio (como una papilla de granada) a temperatura ambiente, con azúcares y agua es un paraíso para los microorganismos. Debido a la acidez de la misma,(el valor obtenido de pH fue de 4.34pH) las bacterias lo tienen más difícil, pero hongos y levaduras se regocijan del hallazgo, por eso vamos a ser muy escrupulosos con

las medidas de higiene:

0206-2

presencia de hongos en pericarpio de granada

en primer lugar lavaremos con estropajo y jabón la superficie del fruto que una inspección ocular detallada ha determinado que no presenta golpes, fisuras, etc…enjuagaremos con agua a presión, abundantemente la misma. Con ello evitaremos que al cortar la fruta accidentalmente contaminemos el interior con cepas presentes en la superficie.

desinfectaremos todos los recipientes e instrumentos que vayamos a emplear, bien por ebullición de agua entre diez-doce minutos y en otros que no lo permita (el tapón de nuestro macerador, bandejas de trabajo,…) utilizaremos alcohol de 70º.

evitaremos trabajar en lugares con corrientes de aire o con polvo en suspensión y sustituiremos los  guantes desechables cada vez que toquemos elementos que no estaba previsto.

por fin, siempre que podamos tendremos el fruto, agua destilada o de mineralización débil, glicerina y recipientes a temperaturas cuanto más bajas mejor, por ejemplo los 4º de un frigorífico que inhiben el crecimiento de microorganismos aunque no lo detienen.

file000977076499Preparación del fruto y  molienda

cortaremos el fruto tal y como se puede ver en el vídeo al final del artículo e introduciremos en un recipiente los granos de fruta junto con las membranas carpelares que rodean las porciones empleadas así como partes de la corteza de su cara interior que se puedan recoger de las mismas de color amarillo.

Trituraremos con una batidora, brazo eléctrico, molinillo, etc.  durante un tiempo suficiente (dependerá de la potencia del aparato) para que se forme una papilla fluida con todo el material, lo más homogénea posible.

Consideración respecto de la proporción droga – solvente

Esta claro que todos y todas queremos lo máximo, esto es, tener en la menor cantidad de producto la mayor cantidad de principios.Pero todo tiene un límite, si empleáramos vegetal seco podríamos en función de la granulometría llevar el extremo a, una parte de vegetal por una parte de solvente. Sin embargo la cosa cambia con vegetal fresco y en nuestro caso debemos hacer unas consideraciones por otra parte lógicas.

En primer lugar he de mencionar que la bibliografía da valores diferentes para la proporción parte comestible y no comestible, también me encuentro diferentes valores para el contenido en agua de la granada. Esto es debido al calibre de la fruta. Una esfera es el cuerpo geométrico donde es necesaria la menor cantidad de superficie para contener el mayor volumen. Es fácilmente demostrable que en función del radio la proporción volumen/superficie aumenta al aumentar el tamaño de la fruta. Así pues, los valores dependerán de la granada que haya escogido el experimentador.

perdida-de-aguaEfectué una desecación en horno con una muestra de 130 gramos de papilla que contenía tanto granos como las membranas carpelares que rodeaban las porciones y una parte no cuantificada del meso y endocarpo también de dichas porciones, hasta llegar a un límite que más tiempo  disminuiría tan poco la cantidad de agua que se produciría un gasto energético muy grande para un resultado nimio, (en la actualidad se buscan alternativas como el empleo de ultrasonidos).El resultado obtenido fue de  17,2 gramos (una pérdida del 86.7% de agua)para un periodo de ocho horas.

Hemos triturado una porción suficiente de granada y hemos obtenido 100 ml. de papilla en la que redondeando podemos decir que contiene:

4 partes de agua y 1 de residuo seco

el proceso de filtración va a aconsejar una fluidificación del macerado para hacerlo más practicable, por ello añado 25 ml de agua destilada y 25 militros de glicerina. Obsérvese que estamos hablando de volumen y por tanto si se emplea balanza hay que corregir y emplear 25 gramos de agua y 30 de glicerina.

Queda pues nuestro macerado conformado por la papilla más una cuarta parte de agua más una cuarta parte de glicerina. Podemos decir que aproximadamente la relación droga solvente es de 1:6 y la proporción agua – glicerina de 80:20 .

Introduciremos la droga y menstruo en el macerador (o envase de vidrio) y en nevera permanecerá 48 horas donde va a recibir unas 150 agitaciones programadas de 20 segundos, los que lo hagáis manual intentad agitar lo más frecuentemente posible.

20170220_151616Tras dicho periodo filtraremos utilizando un tamiz previo y un embudo con papel de filtro cualitativo.

20170220_152429El resultado obtenido será utilizado en la formulación de nuestro preparado y se considerará la cantidad de agua de nuestro macerado para incluir su correspondiente cantidad de conservante. El pH final como podéis ver en la foto fue de 4.54 pH.

El vídeo del proceso es este:

Como habéis podido apreciar todo un elaborado procedimiento el de la maceración hidroglicérica que en vegetales como el fruto de la granada merece el esfuerzo.

PHmetros inalámbricos

Hace unos días recibí un correo de laboratorios Hanna donde me informaban de su último pHmetro con tecnología inalámbrica, es decir, sin hilos. La verdad es que de momento yo me apañaba con los pHmetros de gama media-baja donde tanto el cuerpo que contiene la electrónica como el electrodo y/o el sensor de temperatura están unidos en el mismo contenedor de plástico, es por ello que el “problema” de los pHmetros de gama media-alta donde el electrodo va por un lado y el monitor por el otro unidos por un cable y una conexión no se me presentaba.

Sin embargo el pHmetro Halo es capaz, mediante trasmisión bluetooth, de enviar la información de los sensores de pH y de temperatura del electrodo al monitor, llamado Edge Blu, o bien a un dispositivo smartphone o tablet, IOS o Android. En el siguiente vídeo podéis ver el funcionamiento a través de una réplica.

Halo 4 modelosLos electrodos que admite el Halo son 4 y son tres de uso general y uno para semisólidos que es el que se emplea en alimentación y sería el que emplearíamos para nuestros preparados cosméticos. Tenéis toda la información en el siguiente enlace: Halo

La aplicación Android se llama Hanna Lab.

La farmacia magistral y la cosmética casera

copa y serpienteNada más leer el título comprendo que pueda asustar y que nos encontremos con un artículo denso y poco atractivo. Nada más lejos de mi intención.Un vídeo y unas fotos lo animarán.

¿Qué es la farmacia magistral? o bien, ¿qué es un farmacéutico especialista en formulación magistral? Entendemos como fórmula magistral, el medicamento elaborado con los principios activos adecuados para un paciente concreto y no para una muestra de población amplia  que presente síntomas comunes.

Así, el farmacéutico elabora un medicamento que de acuerdo a la enfermedad diagnosticada por un médico, es suministrada en cantidades exactas y junto a otros principios sinérgicos, a las características del individuo y no de un conjunto de población. Quisiera que comprendierais lo especial de esa elaboración, que os dierais cuenta de lo importante que puede ser, a veces, que situaciones que los laboratorios no van a contemplar, pues van dirigidos a conjuntos muy pequeños de población y por tanto no van a ser rentables y por ello no van a ser comercializados, pueden ser canalizados a través de la formulación magistral.

El farmacéutico magistral se ocupa de eso y por tanto puede en ocasiones ser el último clavo ardiendo al que se aferran los más marginados.

Salvando las distancias que surgen de los años de estudio y prácticas de laboratorio de un doctor en farmacia, la cosmética casera sigue, no en el tratamiento de enfermedades sino en la apariencia y causas del deterioro de piel, cabello, etc…un proceso similar en el que no cabe una formulación general cosmética, para una amplia capa de la sociedad, que debe ser sobreestabilizada, sobreconservada, sobretexturizada y todos los “sobres” que os imaginéis considerados por la industria, sino que se trata de formulaciones muy, muy concretas para o bien el usuario o pequeños grupos con determinadas características muy parecidas.

¿Qué hace un formulador magistral además de emplear todos sus conocimientos farmacológicos en la elaboración de medicamentos? Pues sencillamente seguir unos procedimientos estandarizados, concretos y desarrollados por normativas diversas y que se recogen con las siglas en castellano de BPF (Buenas Práticas de Fabricación) ó NFC (Normas de Correcta Fabricación), o en inglés GMP. En cosmética, parte de ese procedimiento viene recogido en una norma, la  ISO 22716.

No podemos pretender con nuestros medios, cumplir a rajatabla en nuestras preparaciones cosméticas caseras las normas de fabricación BPF, así como la de BPL (buenas prácticas de laboratorio) pero soy de los que piensan que siempre hay que intentarlo y que “casero” no debe ser sinónimo de “chapucero”. (desconozco si el último entrecomillado es de uso en América, se refiere a hecho aprisa, sin cuidado, con malos materiales…). No pasará mucho tiempo sin que escriba un artículo que reúna un procedimiento de algunos/as que saben del tema.

Pasemos a lo lúdico y veamos un vídeo de una exposición de material de farmacia empleado a principios del siglo pasado, donde vamos a ver como se las tenían que ver los farmacéuticos de la época.

museo papelLa exposición fue organizada por D. Blay Francés y reunió diferente material cedido de numerosos farmacéuticos colegas que a su vez lo habían heredado de familiares.

La muestra se expuso en Banyeres de Mariola (Alicante,España) y hay que reconocer la buena labor tanto de los organizadores como del Ayuntamiento, pues el paraje y edificio no podían ser más espectaculares. Cabe destacar que en el mismo se encuentra también el museo del papel.

Aquí tenéis el vídeo de la exposición:

Añado unas cuantas fotos entre las cuales destaco una formulación magistral contra la depresión que creo que es irrepetible.

20160427_132641Los que hayáis tenido la suerte de estudiar en alguna Universidad pero tengáis alguna edad, reconoceréis las malditas balanzas de precisión con 2 platillos que tardaban días en equilibrase o no, (de acuerdo, sólo era un minuto, pero que largo se hacía) y comparadlo con lo rápido de nuestras balanzas digitales.

20160427_133209

Un botiquín de primeros auxilios con todo el material necesario para intervenir en heridas debidamente empaquetado en una caja de madera que como el herido estuviera lejos se desangra seguro de lo que debe pesar.

20160427_133027

Azufre, carbón activo, goma arábiga, cremor tártaro, son algunos de los polvos que se conservan de esa época

20160427_133158

Agua oxigenada, de Azahar, de Hamamelis, boricada, su contenido se ha evaporado ya, nos quedan las botellas y sus etiquetas.

20160427_133755

Facsimil de un libro de 1733 con remedios para vómitos, diarreas, afecciones estomacales, hypocondria, …

RECETA magistral FUERZAS ANIMA

Para acabar, esta fotografía recoge una receta de formulación magistral que al no poseer título desconocemos su propósito, pero tras consultar con un par de farmacéuticos magistrales me confirman que es un tratamiento contra la depresión, si creéis que es compleja, estáis en lo cierto y sino investigad por Internet uno de sus componentes: la Triaca de Venecia.

Bibliografía

El pH de las emulsiones, pHmetros

Como decíamos, 2 son principalmente los productos para los que necesitamos saber el pH en la cosmética casera, vimos en el artículo anterior como determinar de manera bastante exacta, un procedimiento para comprobar el pH de jabones y queríamos ahora hacer algo parecido con las emulsiones.

ph piel rangoComo quiera que nosotros necesitamos un medio con valores neutros para la piel, que se sitúan entorno al 5,5 pH  y que el rango nos viene dado por arriba por la inactivación de conservantes en el 6 pH y por la irritabilidad de la piel, según individuos,  frente a emulsiones con pH demasiado ácido.

phmetro1Desgraciadamente también vimos como la determinación del pH mediante tiras de papel indicador (o líquidos indicadores), era un procedimiento que nos daba poca fiabilidad al comparar con patrones de color en el caso del jabón y que sería muy arriesgado en el tema de las emulsiones, todavía más porque  podrían incluirse principios en nuestros preparados que pudieran alterar, blanquear o elevar el tono, la tinción de la tira.Es casi obligatorio pues, el uso del método potenciométrico, es decir, el uso de  pHmetros y vamos a hablar sobre ellos.

He leído en foros como mediante un pHmetro de resolución 0,5 pH y precisión 0,5 pH se pretende dar por buenas emulsiones que pudieran irse pues, hasta  una unidad pH. No quería que algo intuitivo como es una apreciación personal pudiera influir en la determinación de la elección de un pHmetro y por eso hemos solicitado la ayuda de determinadas personas con la titulación y los conocimientos necesarios (químicos/as ingeniero, técnicos/as de laboratorio,… ) para contestarnos a las siguientes dudas:

¿sirve cualquier pHmetro para medir el pH de nuestras cremas?

¿existe un procedimiento para poder emplear pHmetros económicos?

¿cuál es el pHmetro que recomendarían tanto para el tema del jabón (líquidos “corrientes”) como para emulsiones?

Antes de ver estas respuestas, tenemos que dar un pequeño resumen que nos conteste a la pregunta: ¿Qué es un pHmetro y como funciona?

Un pHmetro es una aparato que mide electricidad o lo que es lo mismo cargas eléctricas. Lo que hace es medir la diferencia de cargas que dan los protones  de una solución conocida, llamada de referencia y la carga que presenta una muestra a medir. Como imaginaréis se trata de milivoltios y hay que tener una circuitería muy sensible para medirla, esos valores recogidos, son tratados por integrados que hacen que se muestre en la pantalla o display, un número que nos indicará el valor de pH.

electrodo1

electrodo combinadoEsa diferencia se recoge en el corazón del pHmetro que es el electrodo y que en realidad como deducimos del párrafo anterior son 2, uno para la referencia y otro para la muestra. Ya se que estarás pensando que todos los que has visto tienen un sólo electrodo, es falso, si te fijas verás que lo que ha hecho la industria para abaratar costes y también para que sea más fácil su uso, es introducir uno dentro de otro y  así con el mismo conector pasan los dos cablecitos. En el interior del de referencia se encuentra un electrolito que es totalmente insensible al medio y está en contacto mediante un microporo cerámico en la cápsula de vidrio redonda (esto es lo general pero luego no será lo que nostros/as necesitamos) pues pueden haber de 3 poros o bien a travbncés de una membrana con fibra microporosa.

La unión del electrodo y la cicuitería se realiza por medio de un conector que puede ser de rosca, DIN, o últimamente por BNC como el de la fotografía.

 

Laboratory pH meter / bench-top

El cuerpo principal del pHmetro, donde está la electrónica puede ser más o menos complejo y podrá tener 1, 2 ó 3 puntos de calibración, corrección manual o automática de temperatura (CAT), podrá determinar décimas, centésimas o milésimas de unidades pH según su resolución y precisión, podrá ser portátil  o de sobremesa, con cable o bluetooth, con conexión o no  a PC, móvil, tablet…con memoria interna y salvado automático de valores, con indicador de estabilidad,… por supuesto cuanto más completo sea más caro será. Las cuatro recomendaciones que nos sugieren desde los cuatro laboratorios consultados tuvieron como única condición que dado que la exactitud no requería de valores extremadamente precisos, recomendaran aquellos pHmetros que ajustándose a los requerimientos fueran los más económicos.

peligro¿Qué recomendaciones  hay que tener en cuenta en el uso de los pHmetros? Por supuesto un uso apropiado de acorde con el electrodo utilizado, no usarlo con altas temperaturas, ni con álcalis superiores a 12 (¡ojo con medir el pH del habón que hice ayer¡), limpiar el electrodo con soluciones adecuadas y no utilizar en ningún caso papel para secar, pues la membrana del electrodo tiene 10 micras de espesor y la podemos estropear, guardar el electrodo siempre húmedo con una solución adecuada y nunca con agua desionizada y por supuesto efectuar una calibración de manera periódica o cuando necesitemos una fiabilidad grande. Vamos a ampliar este último punto y lo vamos a ver con un pequeño vídeo donde vemos lo sencillo que es calibrar y el porqué de la calibración a 2 puntos:

Bueno, ya tenemos una visión esquemática de los phmetros y vamos pues a las preguntas en cuestión:

en cuanto a la primera pregunta ¿sirve cualquier pHmetro para medir el pH de nuestras cremas? la respuesta ha sido unánime por parte de los cuatro laboratorios consultados, un NO contundente. La explicación nos la ha dado el ingeniero químico Javier Aramburuzabala en el curso “La medida del pH, teoría y práctica“que ha impartido ayer mismo  y al que le agradezco públicamente que comparta sus conocimientos para que nosotros/as nos podamos aprovechar. D. Javier expone: “Hay determinadas situaciones en las que es necesario un electrodo especial, los casos concretos son:

  • Temperatura baja < 10ºC
  • Temperatura alta >60ºC
  • Soluciones muy alcalinas > 12 pH
  • Concentración extrema de iones: – Elevada o poca fuerza iónica
  • Suspensiones y emulsiones de alta viscosidad

Como veis nuestras cremas presentan 2, quizás 3, circunstancias que nos impiden el uso de un electrodo cualquiera: La elevada fuerza iónica y la alta viscosidad. No sé a que temperatura enfriamos las emulsiones en la fase final pero sobre los 10ºC andará.

De los electrodos y los pHmetros que necesitamos nos informan en la tercera pregunta y la veremos en el siguiente artículo.

A la 2ª pregunta ¿existe un procedimiento para poder usar pHmetros más económicos? no ha habido respuesta fiable, cuando ampliaba el correo con una relación de productos más comúnmente utilizados en nuestras emulsiones, se desconocía procedimiento alguno.

IPCSEl Dr por la universidad de Long Island,  Almas Barbar y Professor of Industrial Pharmacy and Cosmetic Sciences habla de diluir al 50% la emulsión utilizando un pHmetro calibrado con electrodo apropiado, siempre que la emulsión sea O/W. O sea que utilicemos el que toca, porque diluir al 50% no nos serviría de nada.

Ningún otro laboratorio de entre los 4 concretan nada que pudiera poner en peligro (rotura, obturación, daño en la monocapa,..) los electrodos de vidrio más comunes y por tanto más económicos. Hay que tener en cuenta que más vale un electrodo bueno y una circuitería sencilla que al revés.

Algo como provocar el desfase de la emulsión y tras decantación (no filtración), medir el pH de la fase acuosa, se mencionó tan de pasada que no hubo oportunidad de profundizar y caso de que fuera válido no se podría emplear siempre, pues a veces incluimos principios activos que no son baratos y son  incorporados con cuentagotas en nuestras cremas…como para ir provocando desfases.

En el próximo artículo (ya en imprenta) veremos las recomendaciones que nos hacen los técnicos de 4 laboratorios:  Hanna, Milwaukee, PCE-instruments y LabProcess para contestar a la 3ª pregunta: ¿cuál es el pHmetro que recomendarían tanto para el tema del jabón (líquidos “corrientes”) como para emulsiones?

 

 

El pH del jabón casero

En el anterior artículo veíamos que existían 2 procedimientos en los que necesitábamos medir el pH de manera frecuente: el proceso de curación del jabón casero y el de realización de emulsiones en cosmética casera. Veamos a continuación el primero y en el siguiente capítulo hablaremos del segundo y de los pHmetros.

Vamos pues con el primero: me refiero al jabón casero elaborado por el procedimiento en frío, en el cual tras la elaboración mediante el proceso de saponificación de los aceites con  lejía (sódica o potásica) y trascurrido un tiempo (curación), generalmente entre 30 y 45 días, la alcalinidad va bajando hasta estabilizarse en un punto en el que ya es apto para el consumo.

¿Cual es el pH en ese momento y como medirlo en la práctica? Ese es un gran problema pues el jabón es sólido y no hay manera humana de medirlo sino existe un líquido de por medio, el líquido escogido influirá en el pH de la disolución en mayor o menor medida. Se tratará pues de un valor de referencia, es decir si yo empleo dicho procedimiento para un jabón sera válido para el siguiente, etc…el líquido que emplearemos es el más abundante, el agua y eso nos hará elevar los valores en los medidores que empleemos, sean tiras de papel o phmetros sofisticados, si utilizáramos alcohol p.ej., la solubilidad disminuiría y el ph bajaría. En el siguiente vídeo veréis como determinamos experimentalmente cuanto jabón disolveremos en agua y que valores obtenemos, con un jabón con mucho tiempo de curación, con la siguiente composición de oleatos de Caléndula:

  • Aceite de oliva  46%
  • Aceite de Coco 20%
  • Aceite de Palma 14%
  • Aceite de Girasol 14%
  • Manteca de Cacao 6%

Sobre-engrasado del 8% y concentración del 29%


Determinamos pues como valor correcto (no pretendo crear un estándar pero si nadie lo ha hecho, alguien debía ser el primero) para efectuar una medición, una disolución del 1% del jabón a medir en agua destilada a 24ºC de temperatura.


En la siguiente fotografía podéis ver la medición con las tiras de papel indicador, es difícil apreciar una coincidencia del color de la tira con el del patrón, incluso si la inmersión es demasiado rápida como en el caso del vaso inferior izquierdo, nos puede engañar pareciendo incluso cercano al neutro. Desde luego hay que buscar tiras de más calidad. En estos ejemplos estamos considerando unos jabones con un más que cumplido tiempo de curación, pero si empleáramos jabón con 30 días nos gustaría asegurarnos plenamente.

ph jabon tiras.png

disolviendo el jabónComo quiera que el jabón empleado en el experimento era uno de Caléndula, con oleatos de la flor y una infusión de la misma, en vez de agua destilada, he repetido la experiencia con unos jabones conocidos por todos, no necesito poner los aceites empleados y sin aditivos de ningún tipo, extraeremos unas catas del interior, esta vez, además, la disolución la haremos con la columna a velocidad baja para que no nos haga espuma. Los jabones los conocéis todos y todas, son los más antiguos y elaborados:

 

Castilla.png

SE 8% Conc. 28% pH 10.2

Marsella.png

SE 8%  Conc. 28%  pH 10.2

 

Alepo

Laurel 20% SE 5% Conc. 32% pH 10.2

Como podéis apreciar por los pies de foto, el resultado ha sido el mismo. Si se efectúa la medición por este procedimiento el resultado es ese y cuando comprobéis que el jabón que tenéis curando desciende a ese valor, ya está a punto.

Podríamos emplear un indicador líquido como la fenolftaleina de la cual hemos hablado en anteriores artículos y si disolviéramos el jabón en alcohol y le añadiéramos el indicador veríamos si existiera un viraje al rosa (8.2 pH) o no en la muestra, sería otra manera de calcular el pH más cercana a la realidad pero más farragosa de realizar. Como curiosidad existe un método de comprobación mediante la lengua: si pica, no está a punto.

Hemos despejado alguna duda  respecto del pH y el jabón y todavía nos queda la evaluación del pH en las cremas caseras y los pHmetros, para esta parte hemos pedido ayuda y será materia del próximo artículo.