Emulsionantes de glucosa o alquil glucósidos. Ethyl glucoside casero

Bajo el nombre de alquil glucósidos se conocen los emulsionantes compuestos por glucosa y un alcohol. La glucosa no está libre en la naturaleza y la podemos encontrar en el almidón de maíz (o hidrolizando celulosa) y en los azúcares en general. Según el alcohol tenga más o menos átomos de carbono en su cadena las propiedades del emulsionante variarán. Son sin duda los emulsionantes que más adeptos está encontrando debido al auge del empleo de sustancias ecológicas. Los glucósidos tienen como materias primas, productos naturales de origen vegetal y además son completamente biodegradables.

Si el emulsionante tiene más de un grupo de celulosa se les llama poliglucósidos y si dos moléculas de emulsionante se unen dan lugar a un dímero.

Clases de alquil glucósidos

En un extremo de ellos tendríamos el glucósido de metilo o su nombre INCI methyl glucoside que será a partir de ahora la nomenclatura que usaré. Se trata del más pequeño de los alcoholes, el metanol que se une a la glucosa con la reacción en medio ácido que veis a continuación:

Reacción de la glucosa con metanol para formar el methyl glucoside

El siguiente en la lista sería el ethyl glucoside formado por glucosa y etanol y va a ser el objeto de la práctica de este artículo.

Reacción de la glucosa con etanol para formar el ethyl glucoside

La siguiente tabla donde tenemos algunos de los HLB (balance hidro lipídico o la afinidad por el agua o por el aceite)

Valores de HLB con nº de átomos de carbono 2 y 3 no se encuentran en la red.
Todo parece indicar que el HLB del methyl y ethyl glucoside estaría por encima del Butyl glucoside que tiene un HLB de 16,18 por tanto su aplicación estará muy muy limitada

Sin embargo las aplicaciones de estos compuestos de cadena alcohólica tan pequeña no son lo que necesitamos en nuestra práctica de formulación de cosmética natural casera. Para ello necesitamos que la parte del emulsionante que se va a unir con la fase grasa sea una cadena apolar larga como la que nos proporcionan los alcoholes derivados del palmítico, cetílico, esteárico,…

Desgraciadamente la reacción que une a la glucosa con estos últimos alcoholes mencionados no es sencilla y es objeto de los secretos de la industria y sus patentes.

Experiencia

Vamos a intentar realizar el ethyl glucoside, no tenemos un método exacto para realizarlo y nos basaremos en otras informaciones, patentes o artículos de química en general y para ello necesitaremos:

Instrumental:

un agitador magnético con calefacción o bien una homogenizadora y un hornillo eléctrico, balanza de precisión, vaso de precipitados de 150 ml como mínimo, un termómetro, un vasito de aluminio para flan o algo parecido.

Ingredientes y realización:

Agua: 25 gramos, destilada que elevaremos a 60º C para facilitar la incorporación de la glucosa que lo haremos poco a poco con agitación (constante durante toda la experiencia).

Glucosa: 35 gramos que dispondremos en el vaso de precipitados como hemos dicho

Ácido cítrico: 0,5 gramos que es un catalizador o sea una sustancia que aunque no reacciona con los componentes facilita y aumenta la velocidad de la reacción. La importancia de los catalizadores es enorme, son específicos y el uso de uno u otro es muy importante para la realización de los emulsionantes de este tipo. En este caso se emplea el ácido clorhídrico (ClH) pero nosotros lo intentaremos con cítrico algo más caro pero menos problemático (esperemos que no influya en demasía). Lo incorporamos al anterior vaso.

Etanol: 100 gramos, no he obtenido datos sobre la cantidad de alcohol que necesitamos y he leído proporciones tan dispares que no sé cual escoger, me he inclinado por una relación glucosa – etanol de 1:3 aprox.

Incorporamos el etanol y subimos la temperatura a poco más de 80ºC , esto hará que la temperatura del vaso suba hasta los 78 ºC que es la temperatura a la que evapora el alcohol para ir subiendo un poco hasta casi los 80 ºC a medida que aquel evapora, esto puede tardar de 1 a 2 horas según exista corriente de aire con mayor o menor temperatura en el exterior pues las ventanas han de estar bien abiertas.

Transcurrido un cierto tiempo vemos como el burbujeo intenso de la evaporación del alcohol en constante agitación va disminuyendo a medida que va reaccionando con la glucosa considerando finalizado el mismo cuando en el vaso quede un resto de unos 30 ml. Verteremos el contenido en el vaso de aluminio esperaremos que se enfríe completamente y observaremos al desmoldar el emulsionante de color blanco sólido y algo de líquido almibarado que evaporará tras algunos días de secado. Moleremos y envasaremos el polvo para futuros usos.

Se trata de un emulsionante con poco uso que normalmente dado su carácter emoliente y su afinidad por el agua se usa como co-emulsionante y como agente de limpieza. También como solubilizante, así lo he comprobado, pero no ofrece ninguna transparencia. Quizás si tengo algo de suerte en un próximo artículo desvele el auténtico propósito de su realización, de momento ahí tenéis un vídeo del proceso:

Bibliografía

Tesis Universidad Buenos Aires Castro, Mariano J.L.. «Dímeros de glucósidos : Una nueva familia de tensoactivos no iónicos biodegradables». Tesis de . Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Universidad de Buenos Aires. . http://digital.bl.fcen.uba.ar/Download/Tesis/Tesis_3274_Castro.pdf

Glucósidos Presentación powerpoint de Q.F A.Sánchez

Patente para uso en limpieza

Patente celulósica

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s