Crema queratolítica suave (anti callos, asperezas, durezas,…) incorporación del ácido salicílico y la urea en una emulsión.

Dos de los principios activos más frecuentes en dermatología y cosmética son el ácido salicílico y la urea cuando estamos hablando de la eliminación de las células muertas que están en la capa externa de la piel, bien favoreciendo una regeneración de la capa córnea y/o disgregando el cemento de unión de las células de la córnea que técnicamente reciben el nombre de queratoplasia y queratolisis.

En este artículo y en el vídeo, veremos la elaboración de una crema con las características mencionadas que esté al alcance de aquellos con formación en cosmética y no posean la titulación universitaria en farmacia, además será una emulsión suave donde el principal principio activo está limitado en la Unión Europea con una dosificación para el ácido salicílico del 2% (3% en champús). La urea que no presenta limitación reglamentaria empieza a tener dicho efecto a partir del 15%, serán pues estas cantidades mínimas las que utilicemos en nuestro propósito, si es efectivo a largo plazo (más de 1 mes) habremos logrado lo que buscábamos, si no fuera el caso se podría incrementar el porcentaje de urea pero no el de salicílico. Hay que tener en cuenta también la posible irritación que pudiera producir la aplicación en pieles sensibles, así pues añadiremos bisabolol que nunca está de más como anti-irritante. La glicerina utilizada generalmente como hidratante es empleada aquí para incorporar el salicílico. Un aceite esencial anti-inflamatorio y que presenta un olor a agua de colonia como la Lavanda nos amenizará la aplicación. Añadiremos algo de conservante pues aunque la base, como los principios, tienen un efecto anti-microbiano, prolongaremos un poco más la conservación de nuestro preparado.

FÓRMULA

  • Urea 15%
  • Ácido Salicílico 2%
  • Glicerina 2%
  • Bisabolol 1%
  • AE Lavanda 0,4%
  • Conservante 0,6%
  • Emulsión base Lanette csp 100 %
Sauce blanco (salix alba)

El ácido salicílico es un compuesto químico que fue aislado de la corteza del sauce blanco (satix alba) aunque también se encuentra en el abedul y la gaulteria, todos conocemos un derivado de dicho ácido comúnmente llamado “aspirina”. La incorporación del ácido salicílico en una emulsión presenta algún problema, esto es debido a que este producto disminuye la tensión superficial necesaria en las emulsiones de tipo no iónico y acaba rompiéndola, es por ello que necesitamos bases emulsionantes de tipo aniónico como la Beeler, Gibson, Lanette, ungüento hidrófilo,… en este caso concreto veremos a continuación como elaborar una base Lanette de manera adecuada gracias a los consejos del Dr. Alía ,farmacéutico especialista en formulación magistral y cuya página web recomiendo encarecidamente.

La Urea,

Es la diamida del ácido carbónico, es el producto de degradación más importante del metabolismo de las proteínas en el hombre, en otros mamíferos y en algunas otras especies animales. La urea se forma en el hígado y constituye la mayor parte de las sustancias orgánicas presentes en la orina. De manera industrial se obtiene por unión de dióxido de carbono con amoniaco mediante procesos químicos (existen 2) que implican productos intermedios, temperatura y presión.

Está comprobada su eficacia en la hidratación y elasticidad de la piel en uso tópico.

Manzanilla Foto de chausinho en Foter.com

El bisabolol

El bisabolol es uno de los compuestos (sesquiterpenos) que presenta el aceite esencial de manzanilla alemana obtenido por arrastre de vapor (también se ha ensayado una técnica por microondas tal y como se describe en la tesis de Claudia Fernanda Pacheco y que os dejo en la bibliografía).

Por otra parte, las actividades biológicas más importantes del bisabolol son las antiinflamatorias, antiirritantes, antibacterianas y propiedades no alergénicas

La glicerina

Todos conocéis la glicerina, también llamada glicerol, propano-triol y su INCI es Glycerin. Leemos en la ficha técnica (ver bibliografía) de Acofarma “La glicerina se obtiene principalmente de aceites y grasas como producto intermedio en la fabricación de jabones y ácidos grasos. Puede ser obtenida de fuentes naturales por fermentación, o por ejemplo melaza de remolacha azucarera en la presencia de grandes cantidades de sulfito de sodio. Sintéticamente, la glicerina se puede preparar mediante la cloración y saponificación de propileno.” Así que consultad si vuestra glicerina es de origen vegetal.

En nuestro caso se aprovechan dichas cualidades pero el uso principal de la glicerina en nuestra hidratante queratolítica será la incorporación del ácido salicílico.

Lavanda en primer plano y girasoles al fondo Foto de lo.tangelini en Foter.com

AE Lavanda

No voy a contaros nada que no sepáis del aceite esencial de Lavanda, esxiste numerosísima bibliografía al respecto y en alguna otra ocasión hemos hecho referencia a Dominique Baudoux como autor de varios libros sobre aromaterapia. Encontramos diversas fuentes que nos hablan de las propiedades del aa ee de Lavanda, os dejo en la bibliografía una de la Universidad de guanajuato que sin embargo no usan productos naturales . Libros como el de Google se pueden encontrar sin coste. Por su versatilidad, inocuidad y fragancia es uno de mis favoritos.

Emulsión base Lanette

Cuando hablábamos del ácido salicílico decíamos que no podíamos emplear una base como la que estamos acostumbrados a usar de tipo no iónico y escogíamos la base Lanette para nuestro proyecto.

La crema base Lanette está recogida en numerosas fuentes todas ellas fiables, sin embargo, no puedo dejar de mencionar el ebook que el Dr. Enrique Alía Fernández Montes publicó respecto a dicha base así como a todas las posibles variantes que de ella podamos necesitar por razones de consistencia, extensibilidad, etc. y que se puede adquirir en su página web.

La fórmula de la crema base Lanette es:

  • Cera Lanette Sx 24 gr.
  • Cetiol V (o un aceite vegetal ligero) 16 gr.
  • Agua destilada csp 100 gr.

En nuestro caso concreto para desarrollar la crema hidratante queratolítica necesitaremos para ajustar a 100 gr. restar

  • 2 gr de á. salicílico
  • 2 gr. de glicerina
  • 15 gr. de urea
  • 1 gr de Bisabolol
  • 0,6 gr. conservante
  • 0,4 de AAEE Lavanda

En total necesitaremos 80 gr. de crema base Lanette pero hemos de tener en cuenta que la elaboraremos descontando 15 gr. de agua que necesitaremos para la urea y que añadiremos más adelante. Como resultado de esa reserva nos va a dar una crema base muy espesa, es normal.

Elaboración de la crema hidratante queratolítica:

Elaboraremos la crema base Lanette introduciendo en un vaso de precipitado 16 gr de aceite (Cetiol, almendras,…) junto con 24 gr de cera Lanette sx, en otro vaso introduciremos 45 gr de agua destilada. Situaremos ambos vasos en un baño a 70ºC que producirá que la cera funda y se mezcle con el aceite. Alcanzada la temperatura en ambos recipientes los extraeremos del baño y verteremos poco a poco el agua sobre la fase oleosa agitando hasta alcanzar temperatura ambiente, el resultado será una crema muy espesa pues hemos reservado parte del agua necesaria para incluir la urea.

Uniremos en un vaso los dos gramos de salicílico junto con los 2 gramos de glicerina, agitaremos hasta formación de una pasta blanquecina homogénea. ¡ATENCIÓN! ASTUCIA PARA LOS LECTORES DEL BLOG QUE NO SE COMENTA EN EL VÍDEO: hacedlo mejor que yo y no utilicéis un vasito pequeño como parece sugerir tan pequeñas cantidades y coged un vaso grande, luego veréis porqué.

Uniremos los 15 gramos de urea en los 15 gramos de agua que habíamos reservado y que hemos elevado ligeramente la temperatura para facilitar una correcta disolución mediante agitación seguramente prolongada hasta homogenización.

Incorporaremos en pequeñas dosis la mezcla anterior en la base Lanette homogeneizando en cada adición obteniendo una crema afortunadamente ya no tan espesa.

Incorporaremos la crema en pequeñas dosis en el vaso con la pasta de glicerina y el salicílico agitando hasta homogenización (en el vídeo utilicé un vasito pequeño y tuve que hacer trasiego para incorporar la pasta desde el vasito). Existe un sobrante de 5 gr que se ajusta por la pérdida en manipulación de varillas, espátula, vaso etc.

Haremos otro tanto e incorporaremos el Bisabolol, el AE de Lavanda y el conservante agitando en cada caso.

Envasaremos en frasco airless y dejaremos un día de reposo.

El vídeo del proceso es éste:

Bibliografía:

Ácido salicílico ficha técnica Guinama

Ácido salicílico ficha técnica Acofarma

Ácido Salicílico ficha de seguridad Guinama

Ácido Salicílico hospital-escuela UBA

Urea ficha técnica Guinama

Urea ficha técnica Acofarma

Urea ficha seguridad Guinama

Urea hospital universitario central de Asturias

Bisabolol ficha técnica Guinama

Glicerina Acofarma

Lavanda fabricación gel Universidad de Guanajuato

Cera nº 3 casera (2/2). El secreto de los Incas

Vimos en el anterior artículo como elaborábamos el Glyceril stereate que es el primer emulsionante de la pareja que compone la cera nº 3, vamos pues a ver el segundo, el Sodium stearate

Sodium Stearate: el segundo emulsionante no es más que un jabón en el que el aceite es el ácido esteárico, el proceso se llama saponificación y seguro que mis amables lectores habréis hecho multitud de veces. La fórmula:

  • 50 grs de ácido esteárico
  • 7,12 grs. de hidróxido sódico (NaOH, sosa, soda,…)
  • 20,26 grs. de agua destilada

“Comentario para jaboneros, quizás al resto les suene a chino: las cantidades para hacer la lejía las he puesto muy exactas tal y como figura en una de las 4 calculadoras de saponificación que he consultado, la concentración de la lejía no tiene mayor importancia que el tiempo que tardará en secarse el producto cuando finalice la reacción de saponificación y en este caso concreto es de 26% siendo pese a todo extremadamente rápido. Por supuesto el sobre-engrasado está a cero”.

El procedimiento: dispondremos un recipiente con el ácido esteárico en un baño María a unos 70ºC hasta su completa fusión. Mientras tanto disolveremos los 7,12 gramos de sosa vertiéndola en otro recipiente con el agua (atención NO lo hagas al revés) teniendo mucha precaución dado lo cáustico del producto. La temperatura de esta solución es alta lo que nos permitirá verterla sobre la grasa ya fundida sin que se produzca una solidificación si hubiésemos añadido una lejía con temperatura por debajo de los 70ºC y realizaremos una buena agitación produciéndose la saponificación en pocos segundos. Dejaremos que acabe el proceso por un periodo de 3 semanas.

El sodium stereate necesitará 3 semanas para acabar la saponificación

Viene ahora la gran pregunta ¿en qué proporción están presentes el Glyceryl Stearate y el Sodium Stearate?

Dado que ambas partes son emulsionantes la unión de de los mismos nos va a dar resultado positivo. Making cosmetic nos da un 3-6% de Sodium Stearate si se empleó la potasa para su fabricación (¡¡¡), luego para la sosa mucho más ligera la cantidad será mayor 5-10% aprox..

Un intento de calcular las proporciones utilizando la fórmula de Griffin, no resulta muy fiable dado que el segundo emulsionante es de naturaleza aniónica y no se acoplan mucho a dicha formulación. Tenemos los datos de HLB del Glyceryl Stereate 3.8, tenemos el del Sodium Stearate 18 y tenemos el de la Cera nº 3 que es de 5,8 luego si no se da alguna excepción, variación u omisión la proporción que me sale es de un 14% cantidad excesiva en comparación con los porcentajes de la industria

Cera Nº3——>18-19 partes de Glyceryl Stearate + 1-2 partes de Sodium Stearate (por comparación con la industria)

Cera Nº 3 ——>6 partes de Glyceryl Stearate + 1 parte de Sodium Stearate (aplicando Griffin)

Cera Nº3 —–> 9 partes de Glyceryyl Stearate + 1 partes de Sodium Stearate (experimentando y como podéis ver en el vídeo esta proporción del 10% ofrece emulsiones muy similares a la empleada con un 14% que no puedo distinguir experimentalmente y que por su mayor proximidad a la proporción empleada en la industria será la que utilice)

La cera nº 3 es un emulsionante fácil de usar que fundiremos en la fase oleosa y mezclaremos con la acuosa utilizando una varilla con agitación manual o bien mejor con un agitador mecánico. La proporción del emulsionante y de la fase oleosa permiten según la proporción empleada, cremas con variadas texturas que necesitarán de ayuda con geles en fase acuosa si el porcentaje de emulsionante es muy bajo (4%) pero a partir del 6% y de una fase oleosa superior al 20% da emulsiones muy estables, sin embargo, presenta problemas de estabilidad en emulsiones ácidas (no bajar de 6pH).

Tabla de estabilidad de la cera nº 3, en el ejemplo siguiente los valores se encuentran peligrosamente cerca de la inestabilidad, la textura resulta muy fluida, el pH se situó en el 6pH

El secreto de los Incas

Con este espectacular título, la empresa de distribución de productos cosméticos francesa Aroma-zone nos muestra un ejemplo de realización de una crema anti-aging con el empleo de la cera nº 3, cuya fórmula nos ofrecen:

Aceite Inca Inchi18,45 %
Cera nº 36,35%
Agua destilada73,4%
Jalea Real liofilizada0,2%
Fragancia Trésor ambré1 %
Coservante Cosgard 0,6%

En el vídeo podéis observar su elaboración y resultado final. La crema resulta un tanto fluida con las proporciones indicadas y se encuentra en el límite de estabilidad que se puede apreciar en la tabla que aparece en la imagen superior, es por ello que sugiero un aumento de la proporción de emulsionante así como de aceite para darle mayor consistencia y estabilidad.

Bibliografía:

Calculadoras de saponificación:

ficha técnica instituto dermocosmética sodium stearate

ficha técnica de Guinama sodium stearate

Aceite Inca Inchi de Aroma zone

Jalea real

Cera emulsionante nº 3 casera (1/2)

Parece que hay algo de confusión respecto a este emulsionante al ver como en determinadas páginas se confunde levemente con otro emulsionanate muy parecido.

El INCI de la cera nº 3 es Glyceryl Stearate- Sodium Stearate pero es muy común abreviar la nomenclatura y hablar del INCI de este autoemulsionante como Glyceryl Stearate o bien Glyceryl Stereate SE. (Estas últimas iniciales significarían auto-emulsionante)

Dejamos claro pues que la Cera nº 3 se trata de la unión de dos emulsionantes y vamos a ver cada uno de ellos:

Glyceryl Stearate: Para la obtención de este emulsionante necesitaremos un proceso de esterificación mucho más sencillo que el que intentamos con el el Olivem 1000, pues en este caso tenemos no un aceite que es un conjunto de ácidos grasos sino que tenemos, pues así nos lo vende la industria, el ácido graso puro, el ácido esteárico (que no te asuste la palabra, el ácido esteárico es un producto natural presente en muchísimos alimentos como carnes, lácteos, cereales, aceites…nosotros emplearemos los procedentes de los vegetales, tiene un aspecto ceroso, blanco, lo puedes tocar, etc… lo emplean en alimentación últimamente como sustituto de las grasas trans aunque no está claro si eso es una panacea). El ácido esteárico lo esterificaremos con un alcohol (un polialcohol) bien conocido por todos, la glicerina, que pondremos en abundancia. La glicerina tiene tres ganchos para unirse al esteárico pero en las condiciones en las que vamos a trabajar estamos de suerte pues vamos a conseguir que se unifique primero tan solo el gancho número 1 de la glicerina formando el glyceryl mono-estearate que es lo que nos interesa (si se unieran los ganchos 1 y 3 tendríamos el glyceryl di-estearate y si se unieran el 1,3 y el 2 tendríamos el tri-estearate).

Como además esta reacción es málditamente lenta tenemos que darle prisa y lo conseguiremos si esta unión se hace en presencia de un líquido que preste átomos de Hidrógeno positivos (vinagre, solución de ácido cítrico,…) llamados catalizadores y lo ponemos todo a calentar al baño María durante 1 hora entera (más no sirve de nada). Transcurrido la cual dejamos que se enfríe, lo ponemos un tiempo en la nevera, eliminamos luego el agua, cítrico, glicerina… que pueda tener nuestro recipiente y lo que queda que lavaremos con agua destilada la dejaremos secar algunos días, es el Glyceryl Stearate también conocido como emulsionante VE.

La estabilidad de este emulsionante es relativa, en el vídeo podemos ver las proporciones de su uso pero también hay que considerar que un pH por debajo de 6 inestabiliza la emulsión llegando incluso a romperla.

ajustando el pH para llevar al límite la emulsión

Una fórmula calculada con el peso molecular del á. esteárico y el de la glicerina, nos diría que necesitando una unidad de cada una, con un tercio de glicerina tendríamos suficientes moléculas para unirse en igualdad de peso, pero en la esterificación que es un proceso reversible la presencia de uno de los componentes en cantidades grandes (principio de acción de masas) nos conduce la reacción más en el sentido deseado :

  • 50 grs. ácido esteárico
  • 34 grs. glicerina
  • un medio ácido como 8 grs. de ácido cítrico disuelto en 40 grs. de agua

Procedimiento: fundiremos el ácido esteárico en un recipiente que situaremos en baño María de agua hirviendo moderadamente, pondremos también en otros vasos la glicerina y la solución ácida para que alcancen una temperatura similar y verteremos en el mismo frasco todo y agitaremos varias veces durante una hora, trascurrida la cual dejaremos enfriar el recipiente, observaremos como en la parte superior del mismo se forma el emulsionante solidificando fuertemente, cuando esto ocurra desecharemos el líquido sobrante, lo enjuagaremos con agua destilada y dejaremos que se seque en algunos días.

Glyceryl todavía caliente empleando como medio ácido refresco de cola y vinagre

Nota: he realizado esta esterificación empleando como medio ácido 50 gr. de vinagre en un caso y 50 gr. de bebida refrescante de cola en otro, el resultado de esta experiencia ha sido satisfactorio, no obstante, existe un olor leve característico de líquidos ácidos que no sé si se haría patente en la emulsión final.

En el siguiente artículo veremos la elaboración del segundo componente de la cera nº 3, el Sodiun stearate, en que proporciones unir el Glyceryl st. y el Sodium st. y veremos algún ejemplo, aquí tenéis el vídeo de esta primera parte:

como hacer la cera nº 3

Bibliografía

Stearato de glicerilo SE

Sodium stearate

Cire nº 3 Aroma-zone en francés

La leche virginal. Otra aplicación de la tintura de Benjuí

Aunque en la actualidad podemos encontrar diferentes leches virginales según se hayan añadido algún que otro ingrediente (bambú, bálsamo de Tolú, sauco, avena, caléndula,…), y también con ese nombre se venden productos con aceites y/o esencias en forma micelar; la formulación clásica es la compuesta por AGUA DE ROSAS Y TINTURA DE BENJUÍ.

He leído que esta fórmula era empleada por Cleopatra pero una breve y fiable documentación de la historiadora y profesora de arqueología de la U. Complutense Dª Pilar González Serrano, nos describe ese mundo:

La fabricación de los perfumes tuvo en Egipto un carácter semisecreto y casi religioso. Se hacían a base de mirra (gomorresina aromática), estoraque (bálsamo procedente de un árbol de la familia de las estiracáceas) y del benjuí (sustancia resinosa obtenida por incisión en la corteza de un árbol del mismo nombre y semejante al estoraque), del incienso, resinas de trementina, betún de Judea y otros extractos vegetales de carácter aromático que se solían mezclar con vino de palma, pulpas de frutas, aceite de nardo, de sésamo o de almendras.

Por supuesto unos alcoholes producidos por la fermentación de vegetales para dar cerveza y vino no tendrían suficiente graduación para elaborar una tintura pero fue un buen comienzo.

Cuando hablamos de agua de rosas nos estamos refiriendo naturalmente al hidrolato de rosas que es el resultado de la destilación por arrastre de vapor de la rosa damascena. La tintura de Benjuí ya fue objeto de un artículo anterior. La proporción de los mismos será un 1 % de tintura (veremos como en la elaboración de la leche virginal partimos de un 1,5% que tras las pérdidas quedará un porcentaje aproximado al descrito), el de agua de rosas será cantidad suficiente para 100 gr.

Tras la calibración los hidrolatos marcaron un rango ácido (5,5 y 6 pH)

La leche virginal tiene unas interesantes propiedades que aúnan las propiedades astringente, calmante, regeneradora y tónica del agua de rosas a las epitelizadoras, antiinflamatorias y antisépticas de la tintura de Benjuí.

Problemas con los que nos encontraremos al elaborarla:

Quizás alguno de ustedes piense tal y como vimos en el anterior artículo como la unión de aguas y tinturas nos producía una turbidez del producto final, pero ese no es el problema actual pues precisamente esa falta de transparencia que convierte a esa unión en un líquido de color blanco lo que determina el nombre del producto: “leche” , en cuanto a “virginal” no he encontrado más que sugerencias nada fundamentadas.

El problema que me encuentro es simplemente que una disolución de la tintura de Benjuí en la proporción descrita no tiene capacidad para conservar un preparado con tal cantidad de agua, así pues o bien el hidrolato contiene ya un conservante o bien deberemos incluirlo en nuestro preparado. Podemos leer en Tecnología farmacéutica de la Universidad de San Nicolás de Hidalgo en México: …”Conservadores: pueden generarse en las leches de tocador los mohos como el Aspergillus, Penicillum y Mucor, se afirma que las leches son entre los artículos cosméticos los que más alteraciones a causa de los hongos.

Así pues lo primero que haremos será comprobar si nuestra agua de rosas contiene o no conservantes, si lo tiene puedes olvidarte de los siguientes párrafos, si no lo tuviera porque el proceso industrial ha permitido su fabricación sin añadir ningún conservante (filtros especiales) y con la mera indicación de utilizarlo en pocos días con refrigeración en nevera, deberás añadir un conservante.

El segundo problema es que nuestra leche virginal se elabora y se mantiene en frasco opaco a temperatura ambiente , ¡¡¡ nunca refrigerado !!!

El conservante se debe incluir antes disuelto en el agua en la proporción que dé el fabricante así:

sorbato potásico ente el 0,13 y el 0,8% según http://www.wanglong.us/aplicaciones-del-sorbato-de-potasio/

benzoato sódico: 0,1-0,5% https://formulasmagistrales.acofarma.com/idb/descarga/3/f963b2f9d94fc183.pdf

Sharomix 705: 0,5-0,8% http://www.acme-hardesty.com/wp-content/uploads/2014/03/Sharomix-705-Plus-MSDS.pdf

Cosgard 0,2 -1,1% https://www.institutodermocosmetica.com/wp-content/uploads/2019/01/Geogard221.pdf

he escrito esos 4 conservantes que son los que disponía y de ellos como podréis observar en el vídeo me inclino por los dos primeros pues son aquellos que no presentaron residuo en su incorporación en el agua de rosas que nos produciría precipitaciones por floculación.

La realización no puede ser más sencilla solventando el primer problema y consistirá en la incorporación de la tintura de Benjuí por goteo en el vaso de precipitado con el hidrolato de rosas, ambos, al menos, a temperatura ambiente (24ºC) agitando continuamente y formándose un líquido donde la unión del alcohol y el agua deja en suspensión el Benjuí enturbiando el resultado con un bonito color blanco.

Como quiera que la tintura entra en contacto también con el instrumento agitador, bien una varilla, bien el imán del agitador magnético, se producirá un depósito en los mismos que experimentalmente para una agitación magnética represento el 26% de la tintura.

Este es el vídeo del proceso:

elaboración de la leche virginal

Bibliografía:

  • conservantes ver el texto
  • ver bibliografía artículos anteriores

La tintura de Benjuí (Stirax Benzoin)(2/2)

Aplicaciones

La tintura de Benjuí la podemos emplear en varias aplicaciones, vamos a ver dos de ellas en este artículo y en el siguiente veremos la tercera de manera exclusiva pues ha habido un aspecto que ha hecho que prolongara en exceso la duración de la grabación del mismo.

1) Como fijador del aroma de los aceites esenciales en la fabricación de jabones o perfumes:

En la fabricación de jabón añadimos aceites esenciales o fragancias para darle un aroma característico según el tipo de jabón que hayamos elaborado. Por regla general los aceites esenciales constituyen el 3% del peso del total de jabón elaborado aunque un 4% de las grasas empleadas también es una buena medida. Valores por debajo de estos no proporcionarán suficiente material odorífero pero además, según sean los aceites escogidos, estos pueden presentar una volatilidad natural que debe ser corregida. ¿Cómo conseguimos que esos olores procedentes de los aceites muy volátiles llamados de nota alta o aquellos no tan volátiles llamados de nota media no se pierdan?

Aceites esenciales, Foto de Anita363 en Foter.com / CC BY-NC

La respuesta es sencilla, incluiremos un 10% aprox. del peso de aceites esenciales de Tintura de Benjuí.

Por ejemplo: fabriquemos un sencillo jabón según esta fórmula:

Añadiremos para esta cantidad de jabón unos 16 grs. de aceites esenciales y añadamos 1,5 gr. de tintura de Benjuí.

Esta utilidad de fijación es también empleada en la formulación de perfumes por supuesto más precisa, compleja y en manos de expertos técnicos.

2) Como parte de soluciones para vahos inhalatorios:

Una solución para inhalaciones la encontramos en el Formulario español de Farmacia Militar de 1948, en ella vemos cuales son los ingredientes de dicha fórmula, y nos encontramos con dos dificultades.

Por un lado el agua de laurel-cerezo presente en la fórmula es un hidrolato caro, pero además, ha de ser preparado con un análisis de á. cianhídrico que no puede superar ciertos límites pues sería tóxico, es por ello y dado que una consulta al Dr. Alía nos permite la sustitución del mismo por agua destilada que lo elaboraremos sin este hidrolato.

Por otro lado la unión de las tinturas, el alcohol, el benzoato y el agua ha de seguir un procedimiento cuidadoso muy bien explicado en el foro para farmacéuticos de Acofarma que explicamos a continuación y que reproduciremos en vídeo.

Primero se incorpora el benzoato sódico al agua destilada agitando hasta su completa disolución.

Segundo uniremos las tinturas al alcohol de 96º

Finalmente verteremos la fase acuosa sobre la alcohólica por goteo y en continua agitación para la cual sería recomendable el empleo de una bureta y un agitador magnético pues la realización manual es penosa.

En el vídeo preparo una solución con la mitad de ingredientes y repito hay que verter la fase acuosa sobre la alcohólica y aun así el empleo manual de agitación puede dar lugar a turbidez, así que paciencia. Si tenéis oportunidad fabricaros por poco dinero un agitador magnético

Hubiera querido incluir en este artículo la tercera aplicación pero un inconveniente que debió ser resuelto hizo que el vídeo se prolongara en demasía y se publicará en breve. Por otro lado esa tercera aplicación se merece un vídeo en exclusiva.

Bibliografía:

La tintura de Benjuí (Styrax benzoin)(1/2)

La resina es una sustancia orgánica que ciertos vegetales principalmente árboles generan cuando su corteza presenta alguna herida producida por insectos u otras causas, Wikipedia se refiere a la resina como una mezcla compleja de terpenos, ácidos resínicos, ácidos grasos y otros componentes complejos: alcoholes, ésteres…son estos preciados componentes los que han hecho que el hombre lo busque por doquier. Además de las conocidas en coníferas (pinos) está presente en un árbol llamado Styrax benzoin y de él se extrae la resina de Benjuí. Ha sido tanto su interés que el Styrax ha sido objeto de una explotación que podemos decir hoy en día que es un árbol de cultivo.

Styrax benzoin
bosque de Styrax
resina de Styrax llamada resina de Benjuí

La tintura de Benjuí. Elaboración

La forma habitual de utilización de la resina de Benjui es a través de la tintura del mismo nombre. Aún cuando estrictamente no es una tintura pues no existe un vegetal del cual queramos extraer sus principios, mediante la acción del alcohol, bien por maceración, percolación o similares. Sin embargo se ha extendido este nombre para la disolución del resinoide en alcohol.

Mencionar que cuando un producto cae en manos de la industria y adquiere un valor, en seguida aparecen productos similares, con calidades diferentes, de procedencias sospechosas y que pueden hacer que nuestro esfuerzo en su elaboración sea un fracaso.

Restos de diferentes sustancias encontrados entre la resina

La elaboración de la tintura según el Codex de la Farmacopea Francesa a principios del XIX sería de la siguiente manera:

  • 4 onzas de benjuí en polvo
  • 1 libra de alcohol de 34º Cartier = 86º
  • 15 días en maceración con agitación y posterior filtrado

En la actualidad tenemos diferentes maneras de elaborar la tintura, en la bibliografía os dejo la de la Farmacopea Argentina y me ha gustado la que emplean en la Universidad de Trujillo , Facultad de Farmacia y bioquímica en Perú:

20 gramos de resina. Pulverizaremos la resina de Benjuí trabajándola en mortero para que su dispersión en alcohol sea más efectiva.

20 mililitros de alcohol (etanol) de 80º (ya sé que no tienes, el que tienes tú es de 96º de la farmacia, puedes utilizar la convertidora en este mismo blog para otras cantidades, para 20 ml de alcohol de 80º hay que añadir 3,4 ml. de agua destilada a 16,6 ml. de alcohol de 96º )

Mezclamos ambos y los dejamos “macerando” una semana con agitaciones esporádicas.

Filtramos con papel filtro estándar y

Diluimos el resultado añadiendo 80 ml de alcohol de 80º (66,5 ml de etanol de 96º + 13,5 ml de agua destilada)

Obtendremos una tintura con relación 1:5 p/v ó una disolución al 20% (20 gr. de resina y 80 gr de alcohol)

Un segundo método:

Dilución de 20 gramos de resina de Benjuí previamente pulverizada en 50 ml de alcohol de 80 º en frasco cerrado, dejamos “macerando” 15 días, agitamos diariamente, filtramos con papel de filtro estándar y reservamos el alcohol obtenido.

Recogemos el residuo de la filtración y lo introducimos en otro frasco con 50 ml. de alcohol de 80º y lo mantenemos en maceración otros 15 días, filtramos y unimos el contenido de ambos frascos.

Se obtiene una tintura con relación 1:5 p/v ó una disolución al 20%

El tercer método sería tal cual se recoge en el Códex:

Pese a que en ocasiones he encontrado páginas donde se decía que el procedimiento empleado era según el Codex, en realidad y así lo podéis comprobar el método empleado tal y como lo recoge la Pharmacopée Française en su primera edición de 1835 es como os adelantaba al principio del artículo:

  • 12,5 gramos de resina de Benjuí
  • 50 gramos de alcohol de 86

Parece que se obtiene una tintura con relación 1:4 aunque el hecho de no ser una tintura real sino una disolución alcohólica y en este caso no se expresa en peso/volumen sino en peso/peso, por eso en este caso también la proporción es 1:5 p/v ó una disolución al 20%

En el próximo artículo veremos las utilidades de la tintura de Benjuí

Bibliografía

Tintura de Eucalyptus (2/2)

Vimos en el artículo anterior como elaborábamos las tinturas de Eucalyptus tanto por el procedimiento de maceración como el de percolación queda ahora simplemente recoger el esfuerzo de nuestro trabajo y hablar del resultado.

Eucalyptus

Maceración:

Una vez finalizado el proceso filtraremos el contenido y guardaremos nuestra tintura en botella de cristal ámbar comprobando que la relación solvente tintura sea 1:5, como quiera que durante el proceso se van a producir pérdidas por evaporación, porque el vegetal embebe parte del alcohol, el que pueda quedar en el papel de filtro, etc., podemos efectuar un lavado del residuo con algo más de alcohol y volverlo a filtrar añadiendo hasta obtener los 100 ml exactos.

Percolación:

La tintura ha ido fluyendo bien filtrada gracias a la torunda de algodón prensado que pusimos en la parte más estrecha del percolador justo antes de la llave. Finalizaremos extrayendo el vegetal molido, lo dispondremos en un frasco y lo lavaremos con el resto de alcohol que nos sobró, uniremos ambos líquidos y lo filtraremos con papel filtro estándar obteniendo una tintura que debe ser ajustada a 100 ml. bien añadiendo alcohol de 70º o bien permitiendo la evaporación hasta alcanzar dicho volumen.

tinturas por maceración y percolación iguales prácticamente

Tenemos pues nuestras tinturas normalizadas en cuanto a graduación alcohólica y en la proporción vegetal/solvente 1:5

¿Hemos realizado una buena tintura?

En un laboratorio de una universidad o de una farmacéutica podríamos comprobar si los componentes que presenta la tintura de Eucalyptus están presentes y si aquellos que no deben estar, están ausentes. Para ello se cuenta con un grupo de sustancias que se llaman reactivos que ejercen sobre el preparado en cuestión, reacciones químicas que demuestran la existencia de tal o cual sustancia. Basta echar una ojeada a esta página para ver más de cuatrocientos reactivos diferentes. No obstante al estudiar la investigación de la Universidad de Santiago de Cuba vimos en el caso concreto de la tintura de Eucalyptus varios reactivos de los cuales un par de ellos tenemos todos en casa, uno si hacéis jabones también y otro que lo reconocí por mis trabajos juveniles en electrónica, casualmente ellos son capaces de demostrarnos la presencia de: polifenoles, aceites esenciales y fenoles taninos o sea lo más importante de la tintura. Son estos:

  • El hidróxido sódico (OHNa) más conocida por sosa
  • El ácido sulfúrico (sustituido)
  • Sudan III (sustituido)
  • Cloruro férrico (elaborado)
Los reactivos

Utilizaremos 3 diluciones de nuestra tintura al 10% y una al 50% con alcohol de 70º

Tanto la sosa como el ácido sulfúrico son reactivos para determinar la presencia de polifenoles, sosa tenemos y en vez de sulfúrico vamos a emplear el ácido clorhídrico más conocido por salfumant o muriático que nos va a servir (utilizaremos la concentración de la disolución de nuestra tintura del 50%). El primero torna al rojo la tintura y el segundo al calabaza siempre y cuando la tintura posea polifenoles.

El Sudán III es un tinte muy efectivo de color rojo que se utiliza para teñir grasas, nosotros no tenemos ese, pero me queda un poco de tinte para jabones de color verde que nos va a servir y si una dilución de nuestra tintura se tiñera del color del tinte es que tiene un componente que será de naturaleza lipófila y solo hay uno: el aceite esencial.

El cloruro férrico es más complicado de obtener pues aunque hace algunos años lo podías encontrar en cualquier tienda de electrónica parece ser no sé si por seguridad, por toxicidad o no sé porqué el caso es que ha sido sustituido por otro producto que no nos sirve. Se puede elaborar de manera casera y así lo hice a partir de hierro, clorhídrico y agua oxigenada que será objeto de otro artículo. La adición de unas gotas de este producto reacciona volviendo negra la solución si esta contiene taninos.

reactivos, disolución de tintura y en el vaso la tintura

Hemos hecho una tintura siguiendo el procedimiento adecuado y encima hemos podido comprobarlo experimentalmente. Vamos a ver en vídeo la recogida y el análisis de nuestra tintura:

Bibliografía: ver capítulo anterior

Tintura de Eucalyptus (1/2)

elaboración mediante maceración y percolación

El Eucalipto es un árbol originario de Australia y Tasmania pero que está ampliamente extendido y cultivado, si haces una búsqueda en Wikipedia te ofrecerá más de 200 variedades siendo la más empleada la globulus. Son sus hojas las que contienen principios que nos serán de mucha ayuda:

Principales constituyentes (fuente fitoterapia.net)

Aceite esencial (1-3,5 %): cuyo principal componente es el 1,8-cineol o eucaliptol, junto con globulol, trans-pinocarveol, α-terpineol, cimeno, α-pineno y β-pineno.
Flavonoides: rutósido, quercitrósido, isoquercitrósido, hiperósido y eucaliptina (5-hidroxi-6,8-dimetil-7,4′-dimetoxi-flavona).
Euglobales y macrocarpales: terpenos resultantes de la condensación de una acetogenina de tipo floroglucinol y un monoterpeno o sesquiterpeno, respectivamente.
Triterpenos derivados del ácido ursólico (2-4 %).
Taninos hidrolizables.

El Eucalyptus tiene propiedades como antitusivo, expectorante y antiséptico y son varias las maneras de conseguir ese efecto,

Por un lado tendríamos infusiones para vahos de las hojas en agua, aproximadamente 10 gramos por litro de agua caliente.

También podemos obtener vahos mediante el aceite esencial que dejaríamos evaporar en agua caliente unas gotas.

Por fin también cabe realizar una tintura con las hojas y será este procedimiento el que mostremos a continuación empleándose de la misma manera que con los aceites esenciales. Además la tintura de Eucalipto puede formar parte de algún otro preparado más potente para los síntomas del catarro, la gripe, etc…que afectan a las vías respiratorias.

Existen dos métodos para realizar la tintura:

  • la maceración
  • la percolación

En ambos casos emplearemos alcohol etílico (etanol). La graduación del mismo puede ser, según la documentación consultada, entre 60º y 83º, elaboraremos siguiendo lo recomendado en la monografía de la EMA (Agencia Europea del Medicamento) en la cual nos permiten su elaboración con etanol entre 68º y 80º, entre ese margen he escogido la graduación de 70º pues es aquella que más frecuentemente utilizamos en otras cuestiones (desinfección de utensilios que no permiten la ebullición con agua, elaboración de geles desinfectantes de manos, etc…) así pues, como ejemplo, anotar que tendremos casi un litro de alcohol de 70º si unimos 588 gramos (72,6 cl.) de alcohol de 96º y 274 gramos de agua (la mezcla merma en volumen no os habéis equivocado).

Tenemos ya el alcohol preparado, ahora le toca el turno al vegetal. Como quiera que lo que vamos a realizar es una tintura nos aseguraremos que el vegetal (las hojas de Eucalipto) esté seco, al proceso de tratamiento con vegetal fresco se le denomina alcoholatura y no es nuestro objetivo. Por supuesto las hojas presentan unos verdes característicos en el haz y el envés y descartaremos aquellas que presentan tonalidades oscuras. Por supuesto también descartaremos aquellas que presenten insectos o ácaros o la presencia de huevos, picaduras, necrosis,…

Cribado

Vale, las tenemos limpias y ahora debemos preparar cantidad suficiente de vegetal para que la proporción sea de 1 parte de vegetal por 5 de alcohol. Simplemente para cumplir dicho imperativo debemos triturar las hojas pues si no, el alcohol en la proporción descrita no podría cubrir el vegetal cuando los unimos en un frasco. Sobre el grado de trituración del vegetal no existe tampoco un consenso adecuado pero a efectos prácticos tras una primera trituración en trozos pequeños eliminaremos las partes leñosas (ramitas, peciolos, corteza del árbol,…) y una vez hecho esto cogeremos los trozos de hojas y los pulverizaremos con un molinillo del tipo café, filtraremos el contenido con un tamiz (o una rejilla de cocina, de tela mosquitera,…) y despreciaremos lo que no lo haya atravesado ( nervios de las hojas, trozos grandes,…).

Pulverización
Tamizado
Pesado

El motivo del molido es simple, al ser las partículas de eucalipto más pequeñas existe un mayor contacto del solvente con el vegetal, unido a que el molido rompe la estructura vegetal que contiene los principios arriba mencionados, nos dan una tintura de mayor calidad.

Ya tenemos el alcohol y el vegetal, pongamos por ejemplo 20 gramos de eucalyptus y 100 de alcohol, ahora si vas a

Macerar:

Vertiddo del vegetal en el frasco de maceración

Dispón dentro de un frasco de vidrio que pueda cerrarse herméticamente los 20 gramos de Eucalyptus y vierte sobre él los 100 ml de alcohol, agitaremos, taparemos el frasco si fuera transparente y nos aseguraremos de agitar periódicamente el mismo durante 10 días. (la agitación es un sencillo mecanismo que hace que partes de alcohol en contacto con la planta sean sustituidos por otros más “nuevos” todo ello en el mismo frasco, al final poco se puede hacer pero hay que hacerlo).

El frasco se tapa y se agitará frecuentemente

Percolar:

El percolador es un recipiente cónico invertido que presenta en su parte inferior una llave que abre o cierra el flujo del menstruo (líquido solvente con los principios disueltos) hacia un recipiente de recogida. En su parte superior una o dos tapas nos permiten la incorporación del vegetal y del solvente. La percolación es el único procedimiento que se menciona en las farmacopeas, como quiera que efectuaremos la tintura de ambas maneras podremos comparar.

Introduciremos un algodón humedecido con alcohol de 70º y lo dispondremos en la parte más estrecha del percolador con el propósito de que el vegetal molido no pase a la llave de cierre y la obture, humedeceremos el vegetal con un poco de alcohol para permitir su hinchado durante unos minutos y a continuación lo verteremos en el percolador añadiendo acto seguido el alcohol de 70º en cantidad suficiente para cubrir el vegetal dos dedos por encima. Abriremos la llave para permitir el paso del alcohol y en cuanto caigan algunas gotas la cerramos de nuevo. Nos sobrará alcohol que será empleado más tarde. Dejaremos en maceración durante diez días tapando el percolador transparente con papel de aluminio. Trascurrido ese tiempo abriremos la llave de tal manera que tan solo caiga una gota cada 8 o 10 segundos ritmo que naturalmente nos demorará algunas horas (1 día o dos).

Un vídeo con el proceso de elaboración, en el próximo artículo veremos el resultado e intentaremos comprobar que nuestra tintura es correcta:

Bibliografía

  • Monografía Eucalyptus
  • Manual de fitoterapia E. Castillo
  • Preparaciones galénicas de consistencia líquidas Miguel Machaca
  • Tinturas Universidad interamericana para el desarrollo
  • Benficios y usos del Eucalipto Universidad autónoma Gabriel René Moreno
  • Procedimiento normalizado de trabajo elaboración de tintura

Antipiojos natural (proyecto para compartir)

Decimos que un producto es pediculicida cuando acaba con  los piojos, el contagio es frecuente entre niños de corta edad por estar en contacto unos con otros y ser muy fácil la infestación, no obstante en el momento actual con ingreso a las aulas con las medidas preventivas tomadas para evitar contagio de COVID debería pues no ser necesario, veremos. Además del contacto físico la trasmisión puede ser por objetos (toallas, pañuelos, sombreros,almohadas, …) que hayan estado en contacto con varios niños.

Foto de Gilles San Martin en Foter.com / CC BY-SA

Frente a esta desagradable presencia del insecto, llamado científicamente Pediculus capitis, existen medicamentos que eliminan eficazmente estos parásitos y que tienen el inconveniente que una incorrecta aplicación puede provocar resistencias. El insecto se sitúa en el pelo de la cabeza aunque también puede infestar cejas y pestañas, además, el problema es que pone incontables huevos llamados liendres que se convertirán en poco tiempo en adultos. El remedio natural que leí hace mucho tiempo en un estudio que os pongo en la bibliografía, en inglés y que recogió el Colegio de farmacéuticos de Madrid en castellano, es un remedio natural, muy eficaz y no presenta resistencias, con el único inconveniente de que los productos no son baratos. Simplemente son dos Aceites esenciales, al Árbol de Té que se carga los bichos por asfixia y otro AAEE que tenga nerolidol como por ejemplo el Neroli o la Chilca que colabora definitivamente para matar los huevos a las pocas horas. Afortunadamente el porcentaje efectivo de actuación se sitúa en un 1%.

Para vencer el inconveniente del precio  deberemos ponernos de acuerdo algunos padres o profesores o asociaciones, pues vamos a repartir, dado que necesitaremos poca cantidad, el contenido de los frascos  entre todos los participantes, necesitaremos:

Árbol del Té Foto de cultivar413 en Foter.com / CC BY
Flor de azahar Foto de Pablo FJ en Foter.com / CC BY
Baccharis Dracunculifolia – Chilca

Aceite esencial Árbol del Té (Melaleuca alternifolia) es además de antimicrobiano un poderoso insecticida 1 botellita de 10 ml.

AE Neroli  ó Palo de Siam (Fakienia hodginsii) ó AE de Chilca (Baccharis dracunculifolia) ó Bálsamo del Perú si el presupuesto es bajo, 1 botellita de 10 ml. pues los anteriores contienen nerolidol una sustancia que ayuda a penetrar dentro de los huevos al Ärbol del té

Aceite de Almendras dulce 1000 ml. (se podría emplear algún otro aceite adecuado para el cabello – ver bibliografía – pero creo que este es idóneo por cualidades y precio).

Vitamina E  0,5 ml. (la botellita más pequeña que venden es de 10 ml.) la Vit E es un antioxidante que protegerá tanto al aceite como a los AAEE de la oxidación, así nuestro matapiojos, bien guardado sin que le de la luz se podría aprovechar más adelante)

Procedimiento

Simplemente quitaremos medio vaso de aceite de la botella, echaremos los 10 ml de AAEE de Árbol de Té , agitamos, echaremos los otros 10 ml. de Neroli o similar, agitamos, y el medio ml de vitamina E  agitar todo y rellenar hasta donde quepa con el aceite que habíamos separado, volver a agitar bien y a repartir toca. 

Si habéis comprado las botellitas para repartir y son todas iguales (a ser posible de vidrio  coloreado y si no protegerlas de la luz con papel de aluminio) el reparto es fácil y si no, se puede ir cogiendo con una jeringuilla grande y repartir. Como la aplicación es un masaje del cuero cabelludo y pelo, tras el lavado del mismo, dejándolo actuar 6 horas, se habrá solventado el problema (¿ojo! lavar con agua caliente la ropa, etc) y os sobrará producto que podréis, Dios no lo quiera, utilizar el año siguiente.

Aquí lo podéis ver y recordad que es un producto para acabar con los piojos pero que no sirve como preventivo para evitar la infección:

Bibliografia

Pediculicidas COLEGIO OFICIAL FARMACÉUTICOS DE MADRID

Di Campli, Emanuela et al. “Actividad del aceite de árbol de té y nerolidol solos o en combinación contra Pediculus capitis (piojos) y sus huevos”. Investigación en parasitología vol. 111, 5 (2012): 1985-92. doi: 10.1007 / s00436-012-3045-0

Aceites esenciales

Aceite para el pelo: 8 opciones para nutrir tu cabello

FICHA TECNICA JOJOBA    PELO

Tésis doctoral peduculosis una problemática de salud pública universidad Nacional del Sur Bahía Blanca Argentina

 

Haz clic para acceder a Tesis%20Guti%C3%A9rrez%2C%20M.%20M..pdf

Emulsionante casero Olivem 1000 (II). Sorbitan oleate.

El Sorbitan …….es la unión del alcohol sorbitol al que se deshidrata (se quita una molécula de agua) y se une a un ácido graso, según sea éste, el Sorbitan se acompaña de la palabra del ácido graso acabada en “ate” , esto es en terminología INCI aunque comercialmente se le conoce como los Spans, así tenemos:

  • sorbitan laurate Span 20  (HLB 8,6)
  • sorbitan palmitate Span 40 (HLB 6,7)
  • sorbitan stearate Span 60 (HLB 4,7)
  • sorbitan oleate Span 80 (HLB 4,3)

valores entre-medias , 35,65, 85 son variantes del mismo ácido graso en mayor número.

Captura
sorbitan oleate
El ácido oleico se une al sorbitan 

A nosotros nos interesa el Sorbitan Oleate y vamos a ver a continuación como deshidratamos el sorbitol y lo transesterificamos con el aceite de oliva y para ello necesitamos:

50 grs aceite de oliva
80 grs de sorbitol de 70 (*)
50 ml. solución de ácido cítrico al 20% (disolveremos 10 gramos en 40 de agua destilada)

(*) Hay que tener el cuenta que normalmente el sorbitol se sirve comercialmente diluido en agua, la proporción más habitual es del 70% si fuera distinta haced las correcciones necesarias.

Preparación: disponer  en un vaso de precipitado el sorbitol y la solución de ácido cítrico, agitar hasta homogenización y añadir el aceite de oliva. Poner todo a calentar al baño María sin descender de los 80ºC (si empieza a hervir moderadamente no pasa nada) durante 1 hora (tiempos superiores es una pérdida de tiempo).

El resultado tras enfriamiento son dos fases bien diferenciadas y , líquidas ambas, la separación se ha de efectuar por decantación, si no disponéis de vaso decantador, florentino, percolador o similar, coged una botella de plástico verted el conjunto dejad reposar para que cada líquido vaya a su sitio y perforad la parte inferior de la botella y eliminad la parte acuosa.

Decantando el Sorbitan

El sorbitan oleate es fotosensible guardadlo en frasco opaco.

Emulsionando el Sorbitan

En el pasado artículo hablábamos del Cetearyl Olivate del cual nos queda investigar algo y en este hemos realizado el Sorbitan Olivate, un emulsionante con muy bajo valor de HLB un 4,3 eso hace prácticamente inútil su empleo en nuestras formulaciones habituales, se puede emplear para elaborar emulsiones agua en aceite O/W . Con los medios que disponía pude emulsionar las grasas saturadas procedentes de mantequilla de origen animal y vaselina líquida con un HLB en conjunto de casi 4.

Esperad al último capítulo no tengáis prisa

Tenemos ya nuestros dos componentes, nos falta averiguar la proporción de cada uno de ellos para elaborar el olivem 1000 pero eso lo veremos en el siguiente artículo.

Bibliografía